“La fábrica está paralizada”

CONSTRUCTURA AFECTADA POR LA POLITICA NACIONAL

(Eduardo Castex) – La empresa constructora de viviendas sociales Sivin SA estaba funcionando con 38 trabajadores contratados y generaba trabajo indirecto para varias familias castenses, pero la nueva política habitacional del macrismo provocó que ahora trabajen solamente seis personas.
“El tema de las viviendas sociales desapareció. Había licitaciones públicas y construcción de entre 1.500 y 2.000 viviendas anuales (en La Pampa), pero ahora es un tema que no existe. Se están terminando algunas cosas que se habían empezado, pero nada mas”, destacó ayer el propietario de la empresa local Sivin SA, arquitecto Omar Lopo.
“Tengo una fábrica para hacer viviendas sociales. Por mi parte está el tema tecnológico y económico, pero todo está volcado para hacer viviendas sociales porque es un tema que me gusta mucho para llevar adelante. Hoy la fábrica de viviendas Sivin SA está a cero, estamos paralizados. No tenemos nada para hacer”, reconoció Lopo.
Los nuevos lineamientos de la secretaria de Viviendas de Nación provocan trastornos habitacionales y económicos para miles de pampeanos. “El año pasado hubo algunas licitaciones de viviendas que fueron otorgadas en la anterior administración nacional y en la última parte desde Nación se dispuso que fueran asignadas unas 100 viviendas entre 2016 y 2017”, transmitió Lopo.
-Lopo, ¿Cuántos empleados tenía Sivin SA antes que Nación paralice la construcción?
-Cuando estábamos trabajando, teníamos una contratación directa de 35 o 38 personas. Y además teníamos subcontratados para hacer algunos trabajos. Hoy tengo seis empleados.
-¿Las perspectivas inmediatas no son precisamente para reactivar la construcción de viviendas?
-Hoy las perspectivas de reactivar la fábrica de viviendas son cero.
-¿Nación introdujo nuevos paradigmas en el otorgamiento de los cupos de viviendas?
-Hasta este momento el Estado se ocupaba de la construcción de viviendas sociales. Mucha gente cree que hacer la vivienda social es un tema comercial y que se construye para hacer plata. Esa no es mi forma de pensar. Me preocupo por hacer una vivienda que deje conforme a los adjudicatarios y a las autoridades. Y si tengo 30 personas trabajando conmigo y cobran lo que les corresponde, me pone contento. Y cuando el trabajo final está bien hecho, y la gente que vive en esa casa está conforme, ahí quedo satisfecho. Ahora dicen que esas casas no se deben construir con el dinero del Estado, sino con el dinero particular y no se quién va a poner el dinero.
-O sea que hoy la construcción de viviendas en La Pampa es muy preocupante para algunos sectores sociales y también para los empresarios.
-Si. Esto es más que preocupa, es desesperante. Y a mí me daba bronca que no exista un cumplimiento social. En Castex se tendrían que hacer 40 ó 50 viviendas por año, porque ahora se entregarán 53 casas, pero quedan más de 200 familias con necesidad de acceder a una vivienda social. El tema social es el centro de la historia. Lo demás forma parte del poder llegar al cumplimiento del tema social. Porque te hablo como ciudadano, más allá de arquitecto o estar al frente de una empresa. Y como ciudadano me preocupo por la salud, por la vivienda, por el estado económico.

Puesto caminero.
Por otra parte, Lopo confirmó que fue contratado para terminar la construcción del Puesto Caminero, que forma parte de la obra de Travesía Urbana de Eduardo Castex. “Es un pacto que todavía no lo firmamos, pero lo terminamos de solucionar ayer a la tarde. Soy un subcontratista de la UTE que tiene a su cargo la obra de Travesía Urbana”, aclaró el entrevistado.
La obra financiada por Nación incluye la reubicación del Puesto Caminero de la Policía de La Pampa y la obra se inició pero estaba paralizada; como ocurre con la “obra madre” que se extiende por la ruta nacional 35 desde el Complejo Polideportivo municipal hasta el predio del CPFP 1.
“Espero que (las 53 casas construidas en Eduardo Castex) se entreguen en diciembre”, dijo en otro párrafo de la entrevista. “La primera etapa (de casas) las termine en octubre del año pasado y la otra parte se terminó en diciembre, o sea que hace más de un año que las casas están terminadas”, resaltó.