“La grieta está instalada ahora”

EL REFERENTE KIRCHNERISTA PIQUENSE ANALIZO LA GESTION DEL GOBIERNO NACIONAL

El ex candidato a intendente piquense Martín Balsa dijo que se sigue trabajando en pos de articular a otros sectores populares para frenar la oleada neoliberal. Indicó que Verna está atado al contexto nacional y a la necesidad de conseguir fondos.
El empresario gastronómico piquense Martín Balsa, además referente del kirchnerismo local, analizó los poco más de siete meses de gestión del gobierno macrista, y subrayó que “la grieta está instalada ahora, en este política del sálvese quien pueda”. Además dijo que el kirchenrismo es la “única fuerza política que tiene un modelo en serio” y que se debe armar un frente popular que sea capaz de “poner un freno a la oleada neoliberal”.
“En estos siete meses del gobierno de (Mauricio) Macri queda demostrado que lo que se decía en la campaña era la realidad de lo que iba a hacer. No cumplió con ninguna de las promesas, y hay algunas que se sabían que eran incumplibles como la de la pobreza cero, desde una concepción de la política neoliberal y hoy tenemos un 15% más de pobres”, señaló.
“El gobierno kirchnerista con todos sus defectos intentó achicar esa brecha, y este gobierno vino a poner todo el Estado a disposición de los que más tienen, de empresas multinacionales, de magnates americanos, y a quitárselo al pueblo”, sostuvo.
“Es mentira que ellos quieren terminar con la corrupción, la corrupción no empieza y termina con López. En todos lados hay corrupción y no quieren investigar porque del otro lado del mostrador están ellos, quienes son los que hicieron siempre negocios con el Estado y no se bancan no estar en el poder”, agregó.

Grieta.
Indicó que el actual gobierno intenta desarticular todas las políticas kirchneristas. “Intenta ser desarmado lo que le daba dignidad a la gente. El kirchnerismo intentó generar una matriz productiva apoyando la mediana y pequeña empresa, apoyando la industria, y en este gobierno están por un lado los agroexportadores que son los primeros beneficiados con la quita de las retenciones y el sector financiero, que es netamente especulativo. Todo se lo quitan al pueblo con un montón de mentiras. La grieta está instalada ahora, en esta política de sálvese quien pueda, la inseguridad está ahora”, señaló.
Sobre el trabajo del kirchnerismo pampeano y de la proyección de cara al próximo año eleccionario (2017), destacó la labor que llevan al frente los referentes políticos pampeanos y dijo que se debe lograr una articulación con demás sectores del campo popular.
“Nunca dejamos de trabajar. Ariel Reinhard en la concejalía, Eduardo Tindiglia en Diputados. Tratamos de articular con los demás sectores que no sólo es el kirchnerismo, sino que son un montón de sectores que quieren conformar una fuerza popular que quieren confrontar con este gobierno autoritario, y en lo económico totalmente neoliberal y voraz, que no tiene ningún problema en que se mueran de hambre los chicos, en que no haya calefacción en las escuelas. Tenemos que construir una fuerza popular que pueda parar esta oleada neoliberal”, manifestó.

Tarifas.
Balsa además señaló que el kircherismo a nivel nacional es la “única fuerza política que tiene un proyecto político en serio, y quedó demostrado que lo pudo sostener en el tiempo”, y que además “tiene una líder indiscutida a nivel mundial como Cristina (Fernández), y un proyecto económico totalmente contrario al que están ejecutando ahora”.
Explicó que si bien en su esquema tiene la posibilidad de poder modificar los precios para atenuar el aumento de las tarifas energéticas, el golpe se ve “en el bolsillo de la gente que puede venir a consumir acá”.
“Dejan de poner la retenciones y no subvencionan la energía, era una decisión política. Capaz que estaba un poco retrasada la tarifa, pero en el esquema anterior la decisión era que esa subvención iba al bolsillo para consumir, para que haya un mercado interno que era fuerte”, sostuvo.
Por último, manifestó que las medidas que tomó el gobierno nacional en la gestión de Macri, “ni una fue para que le vaya mejor al pueblo”. “Nos quieren llevar a un país excluyente de unos pocos ricos y de un montón de gente misereando para poder subsistir. Todas las políticas que aplicaron ni una fue para que le vaya mejor al pueblo. Esa es la gran diferencia entre un modelo que piensa en el conjunto de los argentinos y otro que viene a apropiarse del Estado para hacer de él, un gran negocio”, razonó.

“Está presionado”.
Balsa dijo que la gestión del gobernador Verna está signada por un contexto nacional diferente al que tuvo durante su primer mandato, que fue coincidente con la presidencia de Néstor Kirchner. Subrayó que actúa presionado por el gobierno central y empujado por la necesidad de la bajada de fondos.
“El análisis del gobierno de Verna hay que ponerlo en contexto, es un contexto político distinto a su gobierno anterior en la provincia. Es un gobierno presionado por la necesidad de que el gobierno central le baje plata y vota un montón de cosas que para mí no tendría que haber votado como la ley de los fondos buitres y esta última de las jubilaciones”, indicó.
“Creo que en algunas cosas tiene una apertura como el tema de la paritaria docente, eso está bien. Las cosas que él hace son empujadas por necesidades, no por decisiones políticas, una por la necesidad de plata, otra por la necesidad de no quedar tan del lado de este gobierno salvaje”, subrayó.

Compartir