La intendenta nombró a su cuñada como jueza de Faltas

WINIFREDA

La intendenta de Winifreda, Adriana García (PJ), propuso a su cuñada, la abogada María Elena Vara, para cubrir el cargo de jueza del recientemente creado Juzgado de Faltas municipal. La nominación fue avalada por los concejales del PJ y rechazada por sus pares de Pro-Frepam, quienes denunciaron “nepotismo” en el municipio.
El Ejecutivo comunal justificó el nombramiento de Vara al invocar sus conocimientos en cuestiones de derecho municipal, “conforme surge de sus antecedentes profesionales se ha desempeñado desde 1996 hasta 2003 como asesora legal de la municipalidad (en ese lapso la intendencia estuvo dirigida por Adriana García) y desde 2012 hasta la fecha en el cargo de jueza de Faltas de Eduardo Castex”.
La edila Carmen Salamone (Pro-Frepam) recordó que su bloque no estuvo de acuerdo con la creación de un Juzgado de Faltas en el ámbito municipal porque no recibieron una copia del convenio que el municipio había firmado con el Juzgado Regional de Faltas de la Zona Centro Este durante la gestión anterior, el cual fue rescindido este año por mayoría legislativa. “Consideramos que seguimos sin tener los elementos necesarios” apuntó sobre el mismo tema, para luego dejar en claro que no cuestiona la idoneidad de Vara. “No tenemos absolutamente nada en contra de dicha persona, una abogada que cumple con los requisitos establecidos por la ordenanza para ocupar el cargo”.
Lo que sí objetó fue la nula información provista por el Ejecutivo comunal en el proyecto de ordenanza: “No se nos informa cuántos días y horas a la semana va a trabajar y otro problema importante es que no se nos dice la remuneración que va a percibir, mínimamente se nos tendría que haber informado cuál es el sueldo que va a tener esta persona para saber qué erogación le va provocar al municipio”.
Luego reveló que “desde un primer momento” junto a sus correligionarios “sabían” quién era la abogada que iba a ser nominada para el cargo, “da hasta la impresión de haber sido creado a medida para una persona determinada”.

“Ninguna sorpresa”.
Mario Corredera (Pro-Frepam) consideró que la nominación de Vara configura “un caso de nepotismo porque todos nos imaginábamos quién iba a hacer la jueza de Faltas y realmente no nos encontramos con ninguna sorpresa. Tengo la sensación que se utiliza a este CD y a la municipalidad para crear un puesto de trabajo en forma direccionada”, disparó.
“El hecho que la jueza de Faltas sea del pueblo traerá ciertos perjuicios. Winifreda es pequeño, nos conocemos todos y todos convivimos, nos vemos en los mismos bancos, en el colegio, formamos parte de instituciones. El trabajo de la jueza no es el más alegre porque tiene que sancionar a vecinos y al momento de hacerlo, digan lo que me digan, invoquen el profesionalismo, no podrá actuar con toda la libertad que quisiera cuando tiene que sancionar a quien puede ser su mejor amigo, socio… Hubiese sido mejor, a nuestro entender, que el juez fuera de otra localidad, que no tuviera tanta relación”, concluyó.
El presidente del CD, Domingo González (PJ) le señaló que los concejales tienen “el derecho” de decirle a la jueza “lo que está haciendo bien o mal”. Adriana Grosky (PJ), afirmó que Vara tiene la capacidad suficiente “para ser objetiva” y cumplir su trabajo “honestamente” y su compañero Marcos Ponce (PJ) dijo que “muchas ordenanzas no fueron cumplidas cuando teníamos un juez que no era del pueblo y viajaba, la discusión puede ser larga”.