“La Justicia no da contención”

PIDEN IMPLEMENTAR TOBILLERA MAGNETICA Y CAMARA DE VIGILANCIA

(General Pico) – Fernando Gauna Rubio, como parte de los Vecinos Autoconvocados que forman parte del Consejo de Seguridad de General Pico, propuso que en la provincia se amplíe la disposición de medidas preventivas en los casos de violencia de género. En este sentido pidió la implementación de una tobillera magnética que esté vinculada a una cámara de seguridad y al botón antipánico que se le entrega a una víctima de un hecho de violencia de género.
El vecino piquense se refirió a estas medidas luego del trágico hecho que ocurrió esta semana en Trenel, donde un hombre sobre el que pesaba una restricción de acercamiento, violó tal medida, degolló a su ex pareja y luego intentó quitarse la vida.
“En materia de violencia de género el Estado tiene la obligación de intervenir y resolver a través de los órganos correspondientes, porque cuando el poder punitivo del Estado llega al conflicto de violencia de género, la cuestión ya está instalada. Cuando el Estado interviene a través de sus órganos judiciales complica aún más la cosa porque lo único que hace es imponer medidas coercitivas, como las medidas restrictivas, impedir que se acerque la persona violenta a la víctima”, dijo.
En el mismo sentido, agregó: “Desde el Consejo de Seguridad hace mucho tiempo que se hablaba del botón antipánico y no estaba instalado todavía. El botón antipánico, con una pulsera o tobillera digital, que interactúe con ese botón antipánico, para cuando está cerca la persona que lleva esa pulsera, le permita a la víctima saber que se está acercando. Eso lo venimos planteando hace años como una medida innovadora y el Estado sigue corriendo detrás de los hechos. La tobillera, a través de la cual se pone un sensor en el agresor, le permite a la víctima saber cuando está próximo a ella, y avisar a la policía que esta persona ha quebrantado una orden judicial”.

Control tripartito.
En este sentido dijo que volverá a presentar una nota en el Consejo de Seguridad local, para implementar el “sistema tripartido de control”, más allá de la medida restrictiva impuesta por la Justicia.
El integrante del Consejo de Seguridad de esta ciudad, señaló que desde hace un tiempo que pide que estas medidas se implementen en la provincia, y que vayan de la mano de “cámaras de seguridad monitoreadas durante las 24 horas por la policía”. Sobre esto dijo que a través de estas medidas que se piden, se busca que “el Estado esté un paso delante de los hechos y no que corra detrás”.
Además subrayó que “el Estado bajo ningún punto de vista va al fondo de la cuestión y el Poder Judicial mucho menos, porque cuando ocurren estas cosas, a las personas hay que hacerles un diagnóstico”.

Seguimiento de la víctima.
Gauna Rubio anexó que “el Estado tiene la obligación de hacer un seguimiento de víctima y victimario, porque eso le va a permitir hacer un diagnóstico y estar un paso adelante”.
“La persona que es agredida sufre un problema de violencia y un problema psiquiátrico y psicológico que le genera hasta un stress post traumático, que nunca es tratado por la Justicia.
La Justicia no trata ni a víctima ni al victimario, porque no le da contención, es mentira que le da contención. Si bien el derecho penal trabaja sobre hechos, sí puede trabajar sobre la continuidad de estos hechos y evitar que pasen estas cosas, porque si le pide un diagnóstico del agresor desde la asesoría pericial, se le puede pedir si la persona sufre de secuestros amigdalinos repetitivos, que no son buenos consejeros porque son los que llevan a la violencia a las personas”, dijo.
También agregó: “Yo planteé que la provincia de La Pampa puede ser innovadora en ese tema, hacer un convenio con los colegios de psicólogos, psiquiatras y hacer un seguimiento de víctimas y victimarios, porque esa persona que es violenta va a ser violenta siempre y va a buscar otra víctima después que la separaron de la primera víctima. Y esa persona que es víctima de la violencia termina buscando otro referente que la domine”.

Renuncia anunciada
Gauna Rubio además se refirió a la reciente salida de Jorge Gaitán, de la coordinación de la Zona Norte del Ministerio de Seguridad de la provincia, como una “crónica de una renuncia anunciada”. En este sentido, el vecino de esta ciudad dijo que el funcionario pampeano que apenas duró un mes en el cargo, pese a que tenía buenas ideas, nunca tuvo autonomía y se lo expuso en la función que se le asignó. “Cuando surgió el nombre de Gaitán yo me entristecí porque dije que lo iban a exponer y no iba a tener autonomía”, dijo.

Compartir