La Pampa y Mendoza juegan fuerte

AUDIENCIA DE CONCILIACION POR EL ATUEL

Las dos provincias son conscientes de la importancia del trámite. Por La Pampa habrá organismos técnicos y pueblos originarios. Mendoza apuesta a sus entidades productivas y a los regantes. Piden que vaya Nación.
Cuando faltan pocas horas para que venza el plazo que dio la Corte Suprema para registrar la inscripción, La Pampa y Mendoza juegan sus mejores cartas de cara a la audiencia de conciliación que tendrá lugar el 14 de junio en el marco del juicio por el río Atuel. En la jornada de ayer, por La Pampa se presentaron en calidad de “amigos de la Corte” la Fundación Chadileuvú, la Nación Rankulche y un investigador de la Universidad Nacional de La Pampa. Hoy los harán tres municipios. Del lado de Mendoza, se espera “un malón de regantes” para hoy.
Esta tarde vencerá el plazo establecido por la Corte Suprema para la inscripción de las personas y organismos interesados en hacer su aporte para ilustrar a los jueces supremos sobre esta causa en particular, originada a partir de la denuncia que en el año 2014 formuló el gobierno pampeano contra su par mendocino por el daño ambiental causado en el oeste pampeano y por no cumplir los acuerdos que ordenaban, según el fallo de 1987, firmar convenios para hacer un uso compartido de las aguas del río interprovincial.
Ante la inminencia de la finalización del plazo, las presentaciones en la sala de Juicios Originarios se sucedieron en las últimas horas, tanto desde La Pampa como desde Mendoza.
El lunes por la mañana lo hizo la Asamblea pampeana en Defensa de los Ríos, que propuso aportar dos testimonios de pobladores de la zona, y la Universidad Nacional de La Pampa, que centró su presentación en el estudio para la determinación del caudal fluvioecológico del río Atuel. Los testimonios que quiere aportar la Asamblea son los de Irma Fernández de Márquez, una mujer de 78 años que vivió toda su vida junto al río Atuel, que lo vio correr y lo padeció seco; y el de Carlos Lucero, encargado del campo La Buena Fe, que en los ’80 desarrolló una pequeña explotación agropecuaria en el paraje La Puntilla merced a una precaria represa que hizo en el cauce del río.
Ayer martes fue el turno de la Fundación Chadileuvú, la Nación Rankulche, que hizo dos presentaciones, y del docente e investigador universitario Pablo Dornes. La Nación Rankulche hizo una presentación colectiva por parte de 10 lonkos de otras tantas comunidades, y otra por parte de Carlos Campú, “gobernador” del pueblo aborigen. Dornes es un especialista en hidrología que desde hace años viene investigando el comportamiento del río y su entorno desde la visión científica.
Hoy lo harán tres municipios del oeste pampeano: Puelches, Santa Isabel y Algarrobo del Aguila.

Desde Mendoza.
La presentaciones mendocinas también son varias y de diversa índole. Ya lo hicieron la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad de Mendoza, la Municipalidad de General Alvear, el diputado radical Gustavo Villegas, la Cámara de Comercio de General Alvear y la Sociedad Rural de esa ciudad mendocina.
A ellos se suman muchos particulares de la zona, particularmente regantes y productores. “Aparentemente en la semana pasada hubo una gran cantidad de llamadas a la Corte de particulares que querían saber cómo tenían que hacer para presentarse”, contó un abogado que está en el tema. “Si se presentan todos los que llamaron, van a tener un malón de regantes entre hoy y mañana”, acotó, en referencia al martes y miércoles.
A partir de estas presentaciones, la Corte dispondrá ahora de un plazo para decidir a quienes acepta y a quienes no. Ese plazo no está estipulado en ningún texto pero en los ámbitos provinciales estimaban que no se extenderá más allá de la semana que viene. “Ellos van a decir qué aportes son conducentes y cuáles no para la causa, y a quiénes le van a dar la palabra en la audiencia del 14 de junio”, indicó el abogado.