La prioridad, “contener lo social”

Kenny aseguró que el municipio “nunca dejará de contener la situación social”, pese a la caída de los recursos coparticipables. “Son las partidas que tienen más consideración, a lo sumo se restringirá alguna inversión en readecuar algún espacio público del pueblo”.
Cuando inauguró el período de sesiones, Kenny detalló que el año pasado 33 familias retiraron 198 viandas por día del comedor, de este total 82 son niños y 17 mayores adultos. Los aportes del Ministerio de Desarrollo Social al programa fueron de $347.200 mientras que el aporte municipal alcanzó la suma de $1.143.782.
Desde la Dirección de Acción Social se entregaron 700 órdenes de provisión de mercadería para cubrir urgencias alimentarias de 50 grupos familiares y 72 bidones de agua mineral por un monto de $353.600. Se asistió con 1.620 pasajes y 200 órdenes de combustible a los vecinos victoriquenses en su mayoría en concepto de salud, lo que les permitió su atención, tratamiento o rehabilitación en Santa Rosa, General Pico o Capital Federal.
Además, se cubrieron tratamientos psicológicos, fonoaudiológicos y de rehabilitación de niños, adolescentes y adultos. También estuvo presente la ayuda económica a grupos familiares en el pago de facturas de luz y agua, y un aporte de $309.600 a 47 familias para el pago de alquileres.