La ruta nacional 35 sigue sin solución hace más de siete meses

(Embajador Martini) – A pocos días de iniciarse la cosecha de granos finos (trigo), la ruta nacional 35 continúa cortada a la altura de la localidad de Embajador Martini y desde Vialidad Nacional no existen respuestas respecto de la finalización y habilitación de la obra del alteo, pese a los reclamos de instituciones, productores y la municipalidad de la localidad.
El intendente local, Ariel Bogino, fracasó ayer en su intento de entrevistarse con el responsable de Vialidad Nacional en nuestra provincia. “Me dijeron que estaba reunido con una funcionaria de mayor jerarquía que tiene la jefatura de una zona más amplia”, dijo en referencia a su fallida gestión que se suma a que “la semana pasada también lo intenté y no me recibió”.
La jefa de la región Cuyo, que ahora incluye a nuestra provincia es Patricia Gutiérrez, que días atrás visitó Rancul y se reunió con el intendente Horacio Castro.
El jefe comunal respondió ayer a LA ARENA que al parecer y de acuerdo a algunos contactos directos con la empresa “el alteo está terminado. Las mil camionadas de tosca se trajeron y lo que resta ahora es la carpeta y las obras complementarias”, que al parecer no las ejecutará la misma empresa y que serán motivo de otra licitación.
En ese sentido están centradas las mayores preocupaciones del intendente y toda la gente que produce. Ayer, Bogino llegó a Vialidad con sendas notas de reclamo de la cooperativa agropecuaria de Embajador y de una firma acopiadora privada.
“Al regresar vi tosca que han acopiado en las últimas horas y puede ser para la carpeta, pero una nueva licitación significarán plazos que no podemos esperar. Tenemos ahí la cosecha gruesa, en veinte días es imprescindible que el transporte pesado pueda pasar por el alteo, la mayor parte de la superficie sembrada está justamente al sur de la localidad y hoy no hay paso posible”, indicó. “No podemos perder otra cosecha, sería una catástrofe”, reclamó.
El 2 de abril, cuando la masa de agua comenzó a pasar por encima de la ruta, desde el oeste y siguiendo su pendiente natural, la vital vía quedó cortada. Todavía hoy, a más de 7 meses, permanece en esa situación y con el correr del tiempo y la bajante parcial sólo los productores de la zona, conocedores del área, pueden pasar de un lado a otro.

En Rancul.
La empresa Mapal continúa trabajando en el alteo de la ruta nacional 188 en cercanías de la localidad de Rancul. Además con los trabajos de reparación de la carpeta asfáltica desde la zona de Unión, San Luis, hasta Quetrequén.
La obra se reinició esta semana después que los operarios tuvieron siete días de descanso. Se estima que para la próxima semana ya estaría la ruta habilitada para todo el tránsito vehicular. Actualmente los vehículos livianos pasan por las calles del pueblo, mientras que los camiones son desviados por un camino vecinal.
La directora general de la Regional de Cuyo de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, adelantó la semana pasada que si las condiciones climáticas son favorables en los próximos días ya está habilitado el tránsito, a pesar que la obra completa, carpeta asfáltica, señalización, vallas de contención, entre otras obras complementarias, estaría terminada para los primeros días de enero del próximo año.