La Saladita “benefició a comerciantes” de Metileo

CERCA DE 30 MIL PERSONAS VISITARON LA FERIA EL FIN DE SEMANA

El intendente de Metileo, Juan Carlos Pavoni, se refirió a los beneficios que le significó para el comercio de su localidad el paso de la feria de venta ambulante La Saladita, que durante el fin de semana fue visitada por cerca de 30 mil personas. Además respondió a las críticas que encabezó la Cámara de Comercio y Afines de General Pico y otras, y explicó que el canon que cobró la comuna de parte de los feriantes, servirá para solventar la obra de alumbrado público que debe instalar en un sector donde se construyen cuatro viviendas sociales del IPAV.
Entre el viernes, sábado y domingo, tanto en horario vespertino como nocturno, una multitud de la zona norte de la provincia visitó la feria ambulante que se instaló con cerca de medio centenar de puestos de venta de ropa en su mayoría, a la vera de la ruta provincial 102 a la altura de Metileo.
La llegada de un importante número de vendedores, y de otra muchísimo mayor de compradores y visitantes le dio a la pequeña localidad de 600 habitantes un movimiento inusual, puesto que los comercios locales, sobre todo aquellos dedicados a la venta de comestibles, quedaron desabastecidos y tuvieron que reponer la mercadería a través de sus proveedores ante las importantes ventas.

Movimiento comercial.
El jefe comunal de Metileo se mostró muy contento con el paso de la feria ambulante por la localidad y dio algunas precisiones del movimiento que generó.
“Creo que han superado las 30 mil personas. Estoy contento por la plata que quedó en el pueblo. No sé que otro evento puedo generar para que 30 mil personas visiten Metileo. Nosotros estamos trabajando para que en el pueblo se genere y se quede la plata, los comercios de acá han trabajado y son pampeanos, y yo fui elegido por la gente de Metileo y voy a defender los intereses del pueblo”, dijo el funcionario comunal en diálogo con LA ARENA. En el mismo sentido agregó que la feria le permitió generar diez puestos de trabajo en la localidad, y que los comercios locales “vendieron lo que no venden en todo el año”.

Críticas.
La llegada de la multitudinaria feria de venta ambulante, generó el descontento y críticas de la Cámara piquense, a las que respondió Pavoni.
“Mis comerciantes también son pampeanos. Y gracias a la gestión de la provincia, se ha decidido a colocar cajeros en los pueblos chicos para que la gente no tenga que ir a cobrar los sueldos a las grandes ciudades, y dejan la plata en supermercados que tampoco son de capitales pampeanos o en las cadenas de electrodomésticos que han hecho desaparecer a comerciantes de General Pico”, sostuvo.
Agregó que los responsables de La Saladita abonaron un canon a la comuna, que le permitirá afrontar los gastos que implica el alumbrado público para un nuevo sector de viviendas sociales.
Los referentes del sector comercial, en un duro comunicado habían manifestado que “los intendentes y concejos deliberantes que permiten la instalación de estos emprendimientos, sienten un inusitado desprecio hacia los comercios pampeanos y de su propia localidad”.
“Cuando hablan de ilegalidad pienso yo, en que La Salada y otros puntos de venta de Buenos Aires también trabajan de la misma manera, y hay que tener en cuenta que de General Pico parten tres micros por semana en tour de compras a esa feria para después revender en sus negocios. En ese caso la plata lo mismo se va afuera, queda en Buenos Aires”, mencionó.
Por último, el jefe comunal de Metileo resaltó que el paso de la feria itinerante le generó “un movimiento al pueblo que va a ser histórico.
“En Metileo la gente que se movió y los negocios de mi pueblo, que no son negocios de timba, se han visto beneficiados. A nosotros nos sirvió un montón”, finalizó.

Compartir