La situación se agravará, advierten autoconvocados

HILARIO LAGOS: PRONOSTICAN LLUVIAS Y LOS VECINOS ESTAN ALARMADOS

Productores y vecinos debatieron sobre la problemática de las inundaciones. Se mostraron alarmados por lluvias de la próxima semana que complicarían un lugar muy anegado y con obras que se demoran.
El panorama causado por las inundaciones no es el mejor en el norte provincial. Los lugareños lo conocen como nadie y continúan movilizados, en las últimas horas alarmados por los pronósticos que indican que en la zona lloverá con intensidad a mediados de la semana venidera.
En Coronel Hilario Lagos, los productores agropecuarios y vecinos de la localidad se reunieron en una asamblea de acuerdo a lo que informa “El Norte en Movimiento”, y debatieron sobre diversos aspectos de la problemática pero, especialmente, marcaron su alarma por lluvias que podrían rondar los 100 milímetros y complicarían en forma definitiva un lugar muy anegado sin chances de recibir más agua y con obras que demoran en ponerse en marcha, según dicen.
El diagnóstico manejado habla de un sector rural en la periferia del pueblo “medianamente estable” con un avance lento pero “observando que aguas arriba (sur de Córdoba) la dinámica de la corriente continúa”, indican.
Con la prueba de la complicación que trajo el anterior fin de semana una precipitación de apenas 16 milímetros, la gente de la zona augura que de cumplirse los pronósticos de las nuevas lluvias “el panorama para la localidad, predios rurales aledaños, caminos vecinales y rutas provinciales y nacionales será caótico”. Agregan que “se notó la crecida de canales y lagunas” con la escasa última caída de agua.
Revelaron que hay noticias concretas sobre la obra de un canal en el límite de nuestra provincia y Córdoba, pactado en reunión de autoridades de las dos jurisdicciones. “Avanza de este a oeste su construcción”, afirman, pero que “momentáneamente no permitirá solucionar los problemas”.

“Problemática instalada”.
Unos 40 vecinos participaron de la reunión en la sede del Club Aguas Buenas de Lagos. Se trata de buena parte de quienes propiciaron a fines de agosto un amplio encuentro con autoridades municipales, legisladores provinciales y nacionales y funcionarios de Recursos Hídricos. Se quejaron, al recordar la reunión, de la falta de respuesta a los temas planteados y a las promesas recibidas aquel 25 de agosto.
“El problema se va a agravar”, vaticinan y reconocen que sólo el diputado Jorge Lescano, presidente de la comisión de Ríos, ha respondido a los llamados de los vecinos. “Se desconoce si el resto de los presentes ha realizado alguna gestión”, definen.
Con claridad han hecho saber además que la recolección de la cosecha gruesa se frustró, que ni siquiera se implantó la siembra de granos finos y que el actual anegamiento de campos y ausencia de caminos de acceso hacen peligrar la campaña de gruesa 2017-18.
“La problemática está instalada, se produzcan o no nuevas lluvias”, dijeron y que no alcanza con la medida “del otorgamiento de un certificado de emergencia o desastre que sólo prorroga los compromisos que más adelante no se podrán cumplir por falta de producción”. Agregaron que “la desesperación se nota también en el sector comercial y de servicios de toda la zona”.
Por último, en el debate de los autoconvocados no estuvo ausente la pelea con la provincia de Buenos Aires. Acusan al Estado vecino de “no hacer las obras necesarios y al taponamiento para evitar la salida del agua por su pendiente natural de escurrimiento”. Indicaron que esa parte del territorio pampeano se ha convertido “en un embalse de líquido que viene de otras provincia y no sale por donde debe hacerlo”.