La travesía en “zorra” pasó por General Pico

EL TRAYECTO UNIRA BAHIA BLANCA Y TUCUMAN

Los aventureros saldrán hoy desde Realicó hacia Banderaló, y el 8 de julio arribarán a destino, para sumarse a los festejos por el bicentenario de Declaración de la Independencia. A través de este viaje buscan concientizar sobre la importancia del tren de pasajeros.
La “zorra ferroviaria” que lleva a cabo la “Travesía del Bicentenario” que unirá las ciudades de Bahía Blanca y San Miguel de Tucumán, llegó ayer al mediodía a la estación de trenes de General Pico, procedente de Quemú Quemú. Las personas que llevan a cabo este recorrido, fueron recibidas por el viceintendente local, José Osmar García y por la directora de Turismo de la comuna piquense, Margarita Cervio, con quienes intercambiaron presentes.
Horas más tarde, partió hacia la localidad de Realicó, pasando por las estaciones de Speluzzi, Vértiz, Ojeda y Falucho. Hoy, saldrá desde la ciudad realiquense y llegará a la localidad bonaerense de Banderaló.
La denominada “Travesía del Bicentenario”, que es organizada por Asociación Ferroviaria Los Catangos (entidad cultural sin fines de lucro), se inició el jueves con la partida de la zorra desde Bahía Blanca, y finalizará el viernes 8 de julio, cuando llegue a San Miguel de Tucumán, para sumarse al día siguiente a los festejos por los 200 años de la Declaración de la Independencia.
Durante las dos semanas que durará el viaje, recorrerán 1.700 kilómetros y atravesarán las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán. Esta “travesía” en zorra fue declarada de interés legislativo por la Cámara de Diputados de la Nación y de interés municipal por el Concejo Deliberante de Bahía Blanca.

Recibimiento.
Los protagonistas de este viaje, entre ellos, ex trabajadores ferroviarios, ex combatientes de Malvinas y nostálgicos del ferrocarril, resaltaron que tienen por objeto despertar conciencia en la ciudadanía sobre la importancia que tiene para la población que vuelvan a ponerse en funcionamiento los trenes de pasajeros en el interior del país.
La zorra ferroviaria llegó el sábado a la tarde a Quemú, donde fue recibida por una treintena de personas, entre ellas por su intendente Alfredo Fernández. Desde dicha localidad ayer inició un nuevo tramo del recorrido, y tras pasar por Trilí y Dorila, llegó a General Pico. En esta ciudad, junto al viceintendente piquense recorrieron el parque ferroviario, intercambiaron presentes y se fotografiaron con el coche motor que tras haber sido restaurado, permanece guardado en los talleres ferroviarios de esta ciudad.

Despertar conciencia.
Los tripulantes de la “zorra”, a quienes se les sumó un tripulante de origen canadiense, indicaron que viajan con un poco de frío, aunque es normal en esta época del año, y destacaron el recibimiento que les brindan en cada estación a la que arriban.
Esta iniciativa cuenta con el apoyo de distintas empresas ferroviarias, y para llevarla a cabo se realizaron algunas reparaciones de vías y se hicieron algunos recorridos de prueba.
La docena de viajeros argentinos, que lleva a cabo este particular viaje en zorra, son recibidos por decenas de personas en cada una de las estaciones, en algunas de las cuales entregan banderas de mástil, dándole así un significado patriótico al viaje.
En la escala que hicieron en esta ciudad, destacaron que la travesía persigue el objetivo de “despertar conciencia para que vuelva el tren a funcionar en el país”. Los viajeros buscan resaltar la integración y el desarrollo, tanto económico, turístico y cultural, que propicia entre los pueblos y las distintas regiones del país el tren de pasajeros.
La línea que llegaba a esta provincia, a través de Capital Federal, quedó suspendida a principios de año por la rotura de dos puentes ferroviarios, a la altura de los kilómetros 191 y 184. Uno de ellos sufrió un corrimiento de 15 centímetros, y el otro requiere de una reparación más importante. Los trabajos ya comenzaron a realizarse, y respecto a esto, el viceintendente local, hijo de ferroviario y arduo trabajador por el regreso del tren de pasajeros, indicó que las tareas demandarán entre cinco y seis meses.

Compartir