La asamblea rural en Macachín reunió a dos mil productores

El carismático dirigente entrerriano Alfredo De Angeli dijo que "hasta que no arreglemos nos quedamos en las rutas". El encuentro contó con la presencia de representantes de toda La Pampa y gran parte de Buenos Aires y fue el mayor realizado en la provincia.
Una gran cantidad de productores rurales le dio marco ayer al Encuentro Federal del campo, realizado en Macachín en la rotonda de las rutas provinciales 1 y 18, que cumplió con las expectativas de los organizadores. Mas de 2 mil personas llegaron desde todas las zonas de La Pampa y de la mayoría de localidades de la provincia de Buenos Aires, portando banderas, pancartas y carteles alusivos al conflicto entre el gobierno nacional y el campo por el tema de las retenciones.
"Este acto es histórico, hay que recordar que en Macachín a principios del siglo pasado se hizo la primera protesta agraria que sirvió como antecedente al grito de Alcorta", comentó emocionado Ulises Forte, vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, satisfecho por la mayor convocatoria lograda hasta el momento en La Pampa. Además, entre los dirigentes rurales se contó con la presencia del enterriano Alfredo De Angeli.
De la asamblea participaron numerosas representaciones de entidades del campo de La Pampa, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. También estuvieron el senador nacional por el radicalismo Juan Carlos Marino, los diputados nacionales Daniel Kroneberger y Federico Kenny, y diputados provinciales. A ellos se sumaron varios intendentes justicialistas como los de Ataliva Roca, General Acha, Doblas, Unanue, Rolón y Macachín; y los opositores de Anchorena, Alpachiri, General Campos, Mauricio Mayer y Villa Mirasol.

El acto.
Las actividades se iniciaron con un mensaje de bienvenida del productor autoconvocado José María Martín. Enseguida la muchedumbre cantó a viva voz el Himno. El primer orador fue el intendente local, Jorge Luis Cabak, quien instó a ambas partes a "un diálogo en búsqueda a un acuerdo inmediato", al tiempo que pidió "grandeza institucional para alcanzar una convivencia democrática".
Le siguió la combativa dirigente rural de Pellegrini, Analía Quiroga, quien aludiendo al matrimonio integrado por la pareja presidencial Cristina Fernández y Néstor Kirchner, dijo que los dichos de la mandataria en la cumbre de Perú le recordó que sólo con el campo se alcanzará el objetivo llevado por ella de que Argentina será líder en alimentos.

De Angeli.
El líder rural De Angeli demostró ayer en Macachín como alguien con palabras simples y un gran carisma puede encender tanto a la gente. En su discurso tuvo un párrafo de agradecimiento a los intendentes y legisladores presentes: "son los valientes, se las juegan por nosotros porque son parte de nosotros. Los otros se van a avergonzar delante de sus hijos y nietos. Pero les digo que todavía tienen tiempo de cambiar".
"Esta lucha va a ser larga, no termina hoy, siempre les digo a los más jóvenes que la pela por el campo es toda la vida, la vida es una lucha. Y también que es una forma de defender el honor y la dignidad", agregó.
"Estos son momentos históricos, todos los que han venido hoy acá podrán decirle muchos años más tarde que yo en el 2008 participé del reclamo del campo. Fuimos y nos paramos en las rutas", dijo.
Y recordó la amenaza a su madre: "Ella me dijo: hijo, ¿por qué andás en eso siempre (por el piquete)?, y le dije ‘por mis hijos vieja, por ellos estoy acá’. Siempre fuiste el mismo rebelde, me dijo".
El dirigente entrerriano pidió firmeza y decisión en la gente. "Jamás nos vamos a entregar, vamos a pelearla. Hasta que se arregle esto tenemos que quedarnos en las rutas. Señora presidenta, sepa que no nos vamos, nos quedamos acá por la dignidad del hombre de campo", aseguró.
De Angeli reconoció que su figura se ha cargado de responsabilidades y pidió apoyo. "Los dirigentes tenemos ahora una mochila pesada y necesitamos ayuda. ¿Ustedes están dispuestos a acompañarnos para seguir la lucha?", preguntó. La respuesta afirmativa atronó la rotonda . "Así me gusta, ahora sí que nos volvemos -a Gualeguaychú- con todas las ganas".

Duro.
El piquense Ulises Forte lanzó munición gruesa para los gobiernos nacional y provincial. En el orden nacional calificó de "pelotudos" a quienes ubican a toda La Pampa en la Pampa Húmeda, "para ellos es lo mismo 150 hectáreas en Macachín que en Junín, no tienen ni idea, como no tienen ni idea de la sequía que tenemos, de las vacas que se mueren de hambre".
También atacó las autoridades provinciales por su posición hacia el sector agropecuario. "Nos hablan que están junto al campo con la reactivación ganadera, y por otro lado le ponen una alfombra roja a europeos que compran campos para poner cotos de caza, tienen doble discurso. La tierra de los pampeanos la tenemos que trabajar los pampeanos que sabemos", disparó.
La reunión que el campo tuvo la semana pasada con legisladores de la oposición en el Congreso Nacional también estuvo en agenda. "Sinceramente como pampeano me da vergüenza ajena, tenemos tres senadores y cinco diputados nacionales. ¿Saben cuantos había: los tres que hoy nos acompañan aquí (Marino, Kenny y Kroneberger). A los otros cinco les pido que digan de que lado están".
Pero quizá el párrafo mas crítico estuvo dirigido al gobernador Oscar Jorge. "Se esconde, nunca está. Nos tomó el pelo, les faltó el respeto a los muchachos, si es un cagón manejado por (el ministro del Interior, Florencio) Randazzo que se sincere", dijo levantando abucheos y cánticos cuyo blanco era el mandatario provincial.