La defensora de Ragonese incluirá denuncias por maltrato

(General Pico) – La joven Romina Ragonese (25), acusada de haber asesinado el sábado a la madrugada en una vivienda del barrio El Molino de esta ciudad, a Abel Pérez (35), quien era su pareja y padre de su pequeño hijo, lo habría denunciado en reiteradas ocasiones en las dependencias policiales de La Plata, tras haber sido víctima de distintos hechos de violencia doméstica.
Estas denuncias serían incluidas en la causa por la defensora oficial María José Gianinetto, quien en la audiencia de formalización de la investigación, le solicitó al juez Diego Ambrogetti, que se le realizara una revisión fotográfica al cuerpo de la mujer, para cotejar las numerosas heridas que tenía, las cuales no fueron advertidas por la policía.
El fiscal Alejandro Gilardenghi informó que durante el escaso tiempo de residencia que llevaba la pareja en esta ciudad, Ragonese nunca había denunciado por maltrato a Pérez, y señaló que sólo había formulado una exposición en la Comisaría Cuarta, del Menor y la Familia. En dicha ocasión, Pérez se había ido del domicilio junto a su hijo, tras prometerle a la mujer que no vería más al pequeño.
La defensa pedirá que sean incluidas en la causa las denuncias formuladas por la joven en la provincia de Buenos Aires, con las que se tratará de probar que la imputada, durante la mayor parte de los tres años que duró la relación, fue víctima de violencia de género.
También solicitó que la joven, que permanecerá detenida hasta la finalización del proceso judicial, sea sometida a una evaluación psiquiátrica exhaustiva.

Discusión.
El hecho ocurrió el sábado cerca de las 3, en una vivienda -calle 8 entre 29 y 31- del barrio El Molino, en la que convivía la pareja junto a su hijo de tan solo un año y medio. Los jóvenes compartían la casa con la madre del fallecido y con su concubino, quienes dormían en el momento del fatal desenlace.
Tras una discusión que se generó en una de las habitaciones de la vivienda, y que continuó en la cocina, el hombre cayó al piso tras sufrir una herida de arma blanca en la zona del tórax. A los pocos minutos llegaron los profesionales médicos, quienes intentaron asistir a la víctima, pero no lograron reanimarlo.
Las pericias indicaron que Pérez presentaba distintos cortes en su cuerpo, pero la herida que le habría causado la muerte, había sido generada por un puntazo recibido en el medio del pecho.
El domingo a la tarde, en la sala 2 de los tribunales de esta ciudad, se llevó a cabo la audiencia de formalización de la investigación, la cual estuvo presidida por el juez Diego Ambrogetti.
A la joven, que está sospechada de haber matado a su pareja, se le imputa el delito de homicidio agravado por el vínculo existente, que tiene una pena en expectativa de prisión perpetua.
A raíz de esto, el juez determinó que la imputada continúe bajo prisión preventiva hasta la finalización del proceso, y desestimó el pedido de prisión domiciliaria presentado por la defensa, tras analizar el escaso tiempo de residencia que la acusada lleva en la ciudad.