La intendenta se encontró con una deuda de $3,1 millones

SORPRESA EN ATALIVA ROCA

La intendenta de Ataliva Roca, Nelli Otamendi (PJ), ordenó la confección de un informe sobre el estado de la comuna que recibió el 10 de diciembre, que luego dio a publicidad a través de un folleto informativo. Plantea una deuda de más de tres millones de pesos, roturas y desperfectos en edificios municipales, abandono de la ladrillera y del polo hortícola, así como una crítica situación del parque automotor de la comuna.
Otamendi se hizo cargo del municipio de Ataliva Roca a fines del año pasado tras ganar las elecciones de octubre. Sucedió al frente de la comuna a Horacio Wilberger, también del PJ.
Bajo el título “Qué y cómo lo recibimos”, el informe de situación publicado detalla en la primera de cuatro páginas los 3.118.133 pesos adeudados. El grueso corresponde a la obra de la estación de servicio, inaugurada hace algo más de un mes pero sin funcionar, precisamente, por fallas en su construcción. Según Otamendi, en ese concepto, el municipio adeuda 2.285.487 pesos correspondientes a materiales e insumos, mano de obra y bienes de consumo. El segundo ítem refleja la deuda que dejó el anterior intendente por la fiesta del Parque Luro, totalizando 245.170 pesos. En gastos de funcionamiento, el rojo comunal asciende a 587.476 pesos discriminado en $334.387 por servicios, $230.339 en bienes de consumo y $22.750 de servicios públicos.
El informe también refleja el estado de los edificios y predios municipales, y la necesidad de hacer reparaciones y cambios de algunos materiales en el complejo municipal (calefactor, duchas, mingitorios), el Ayelén (calefactores, termotanque), el comedor (ventiladores, calefactores, iluminación, el baño), el informador turístico (iluminación, vidrios, problemas de humedad, pintura en general), los albergues (cambio de cielorraso, calefactores, termotanques, duchas, sanitarios, pintura interior y exterior, aberturas, ropa de cama) y la Casa de Servicio (falta instalación de gas, revestimiento interno del baño y cocina, pisos y artefactos, pintura y terminaciones; en este caso, además se adeuda mano de obra por 20.000 pesos).

Ladrillera y polo hortícola.
En relación a la ladrillera, en el informe se lee que según el acta de constatación ante escribano, “el predio se encuentra en total estado de abandono”, con la mayoría de los elementos para la fabricación de ladrillos a la intemperie, falta de la rueda de una zorra, ausencia del motor de la cinta transportadora, la cortadora de ladrillo “en pésimas condiciones”, dos motores oxidados y “tirados en el descampado” y que la estructura del galpón está en riesgo por falta de mantenimiento.
En tanto, en el polo hortícola la intendenta constató falta de mantenimiento, roturas en el alambrado perimetral, galpones sucios y malezas. Tampoco tiene sustento energético y faltaría la instalación del hidrocooler.

Parque automotor.
El informe publicado por la intendenta Otamendi también detalla que el parque automotor de la comuna consta de 17 vehículos: tres camionetas, un auto, un micro, una combi, cuatro camiones, cinco tractores y dos motoniveladoras.
De ellos, “algunas unidades no funcionan por lo que se debe reparar el motor” y en el resto “se verificó necesidades de todo tipo de reparación”, como frenos, tren delantero, luces, instalaciones eléctricas, cubiertas, amortiguación, dirección, radiador, caja de cambios, entre otros arreglos que incluyen chapa y pintura.
“Aquí está la verdad -sostiene la intendenta Otamendi en el folleto difundido-, no puedo ni debo ocultarla o tergiversarla”. Y propone sanear el déficit “determinando prioridades, optimizando el ingreso de fondos, incrementado la recaudación y gestionando plazos y financiamiento”.

“Dos millones más”
Sólo la obra de al estación de servicio, inaugurada en diciembre pero que no opera por problemas varios, tiene una deuda que supera los dos milones de pesos y hace falta una cantidad igual para teminarla, dijo la intendenta a Radio Noticias.
Nelli Otamendi, es la responsable del ejecutivo municipal de Ataliva Roca y descubrió hace algunas horas que el panorama financiero de la comuna que le había dado su antecesor, dista mucho de los número reales: sólo en tres rubros, la deuda heredada supera los tres millones de pesos.
La principal deuda “descubierta” por Otamendi, es la contraída para la construcción de la estación de servicio municipal, que fue inaugurada con bombos y platillos a principios de diciembre, pero que está sin ser operativa por deficiencias constructivas y sin que se cuente con el certificado de finalización de la misma.
“Se deben 1.260.790 pesos en materiales insumos; 1.024.697 de mano de obra y 22 mil pesos en bienes de consumo, lo que da un total de 2.285.487 pesos, y a esto hay que sumársele que para terminar la estación se requieren de dos millones de pesos más”, explicó la jefa comunal a Radio Noticias.
Otra obligación se refiere a gastos generados por la Fiesta del Parque Luro, totalizándose 245.170 pesos en concepto de alojamiento, fuegos artificiales, baños químicos, bebidas, artistas, carne, etcétera.
Otra deuda recibida por Otamendi está referida al funcionamiento del municipio, que llega a los 587.476 pesos por los rubros de servicios, bienes de consumo y servicios públicos.
La intendenta se tomó un tiempo para definir las cuentas municipales, más allá del acta suscrita por su antecesor Horacion Wilberger que pertenece al “jorgismo en el PJ, mientras que la actual intendenta milita en el vernismo. “Allí no constan estos números, sí que quedaba algún dinero en alguna cuenta y unas pocas deudas, pero nada de esta magnitud”, explicó.
El martes se encargó de comunicarle la “novedad” a los habitantes de Ataliva Roca. “Es mi deber dar a conocer la situación de la comuna”, acotó.
Obviamente, la funcionaria dio por sentada la ayuda necesaria que deberá demandar de Provincia para poder acomodar las finanzas atalivenses. No pudo precisar el presupuesto 2015 de la comuna para poder compararla con la deuda denunciada, pero reconoció que su incidencia afecta las arcas municipales.
En una comunicación a los pobladores de Ataliva Roca, la jefa comunal expone: “Gestionar el municipio es una responsabilidad asumida, pero debo contar con el compromiso y el acompañamiento de toda la comunidad para realizar la tarea”.