La policía interrumpió fiesta privada e ilegal

GENERAL PICO: HABIA 300 ASISTENTES, ENTRE ELLOS MENORES

La fiesta se organizó en un baldío y sus organizadores cobraron entrada pese a no tener autorización para hacer el evento e incumpliendo con medidas de seguridad. El accionar “obedece a los lineamientos sobre nocturnidad” delineado por el Ministerio de Seguridad y Jefatura.
La policía desbarató una fiesta ilegal realizada en la madrugada de Navidad. En el operativo participó el jefe de la Policía de La Pampa, comisario general retirado Roberto Ayala.
En horas de la madrugada, alrededor de las 3.25, personal de la Comisaría Tercera constató en la calle 304 entre 311 y 315 que en el predio de un terreno baldío se estaba llevando a cabo una fiesta y que en la misma había presencia de varios menores de edad.
Desde la Unidad Regional II se informó que asistieron al operativo los jefes de la comisaría con jurisdicción en esa zona de la ciudad y personal dependiente de la Comisaría Cuarta Tutelar del Menor, luego de la División Criminalística, Toxicomanía, junto a Ayala y al segundo Jefe de Unidad Regional UR II, comisario mayor Néstor Fontán.
Bajo acta policial respectiva, según indicó la fuente oficial, se pudo constatar la presencia de menores de edad sin compañía de padres o tutores, en un terreno baldío que había sido equipado con un escenario y ambientado con música e iluminación.
Además, el lugar había sido provisto de dos baños químicos, el uso de electricidad para suministro del escenario era proporcionada desde un predio lindante a través de con cable extendido sobre el piso. El personal constató falta de elementos de seguridad y otras cuestiones reguladas por ordenanza municipal vigente.

Alcohol.
Cuando arribó la policía había aproximadamente 300 personas, que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en envases de vidrio y plásticos. Había algunos civiles trabajando como personal de seguridad controlando el ingreso de quienes habían pagado la entrada y evitando conflictos dentro de la fiesta.
Participó del operativo el personal de Inspectores de Comercio de la comuna, que fueron testigos presenciales de la diligencia policial, aportándose fotografías y filmaciones ilustrativas. Conforme al acta sustanciada por la Comisaría Tercera se dará intervención al juez de Faltas Municipal.
Las personas responsables de esta fiesta privada, en la que se buscó rédito económico a través de la recepción de una suma de dinero anticipada, fueron identificadas. Y con los testimonios recogidos por algunos concurrentes, se confirmó que los organizadores son conocidos del ambiente nocturno por la realización de eventos.
Desde la URII indicaron que la intervención policial, “obedece a los lineamientos sobre nocturnidad que el Ministerio de Seguridad y el Comando Jefatura han derivados a las Unidades Regionales y unidades dependientes, tendientes a desalentar la realización de eventos públicos danzantes, apartados del cumplimiento de la legislación municipal”.