Lanzaron una campaña para recolectar basura tecnológica

WINIFREDA: MUNICIPIO Y SECUNDARIO APOYAN EL RECICLAJE

La intendenta de Winifreda, Marta Berg, docentes y alumnos del colegio secundario Cristo Redentor anunciaron el martes el lanzamiento de una campaña para recolectar basura electrónica. La jefa comunal reveló que el municipio firmó hace unos días un convenio con la firma Pro Geas Argentina S.A. ubicada en James Craik, Córdoba, por el cual “nos ofrecen sacarnos de encima la chatarra tecnológica que tenemos en el pueblo”. Los gastos del transporte serán compartidos por la comuna local y sus colegas de Quemú Quemú y Eduardo Castex, las cuales firmaron un convenio similar.
Los pobladores, instituciones y comercios podrán acercar voluntariamente sus residuos obsoletos al galpón de cargas 1 de la estación del ferrocarril los días lunes, miércoles y viernes de la próxima semana, de14 a 16, y un camión pasará a buscarlos el 22 de junio. Se recibirán pequeños electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, herramientas eléctricas, juguetes eléctricos y aparatos de uso médico. La empresa cordobesa los recolectará para reciclarlos y reutilizarlos.

Recepción.
Los estudiantes de cuarto año del nivel medio e integrantes de la Línea Joven del Provida María Paz Maldonado, Hilen Fridel y Mariano Arancibia explicaron que con el resto de sus compañeros de curso harán la recepción y anotarán en una planilla el aparato que entregó cada vecino con su firma y número de documento. La empresa pidió, además, que se anote el número de serie de los celulares recolectados para deslindar responsabilidades en caso de que exista alguna denuncia por robo.
“Todos los artefactos eléctricos tienen que estar perfectamente armados, no se pueden entregar desarmados, no pueden llevar una impresora por un lado y aparte el toner”, apuntó Graciela Castañeira, secretaria del colegio secundario.
Se aceptarán planchas, batidoras, pavas eléctricas, controles remotos, radios, taladros, entre otros elementos en desuso. En cambio no se aceptarán heladeras, freezer, lámparas incandescentes, de bajo consumo, tubos flúor, monitores y televisores con faltantes de componentes o carcasa abierta.
El municipio winifredense deberá pagarle a la empresa $1,15 más IVA por kilo por los residuos de mayor tamaño como televisores y computadoras.

Campañas.
La basura tecnológica acumulada en cada vivienda “es una fuente de contaminación siempre y cuando esté expuesta a la humedad, luz solar o los aparatos se encuentren desarmados o rotos”, indicó Castañeira, quien señaló que esta campaña apunta al cuidado del medio ambiente.
La docente Daniela Steinbach recordó que sus alumnos en 2012 junto con la comuna reflotaron la separación de residuos orgánicos e inorgánicos a través del proyecto “Eco Wini” y otra de sus líneas de acción era tomar medidas con la chatarra tecnológica. “Esta es una oportunidad para fortalecer ese proyecto y trabajar en conjunto”, afirmó.