Larrandaburu: “Más para pagar que para cobrar”

NORMALIZADOR DEL SOEM QUIERE SANEAR FINANZAS DEL GREMIO

(General Pico) – Carlos Larrandaburu es el delegado normalizador asignado al Sindicato de Empleados y obreros Municipales (SOEM) en esta ciudad y a pocos días de trabajar en el gremio afirmó que están intentando pagar las deudas.
Su objetivo es continuar con el funcionamiento del gremio, y al mismo tiempo organizar primero las cuestiones administrativas y financieras para pasar luego a lo institucional para que en un futuro cercano se pueda llamar a elecciones.
“En principio no hay mucha documentación, me han dejado el listado de comercios a los que se le debe. Debo convocar a los comercios para que cada uno me traiga sus acreencias para constatar la deuda. Si no alcanzan los recursos que tengo para pagar debo sentarme a negociar con cada comercio y pedir tiempo para abonar todo. Lamentablemente tengo, por lo que voy viendo, más a pagar que a cobrar”, dijo el contador.
Los aportes de los empleados municipales no están retenidos, afirmó Larrandaburu, están depositados en una cuenta judicial porque la comuna dedujo el dinero de los haberes mensuales pero no se lo puede quedar. Esos depósitos están y ahora el normalizador comenzó los trámites en el Banco de La Pampa para abrir una cuenta a nombre del SOEM, y obtener una chequera. Se debe esperar ese paso y después se podrá solicitar a la Justicia para liberar el cúmulo de tres meses de aportes sindicales que no fueron dados al gremio. También hay algunas deudas, no son muchas, que empleados municipales tienen para con el SOEM y deben analizarse para poder cobrarlas. Con esos fondos “se irán engrosando las arcas, pero igual estoy corto para pagar a los comercios”, dijo.

“Gremio ilíquido”.
“El gremio está ilíquido, la cuenta del banco estaba cerrada, no hay servicio de Internet, acá no funciona nada. Tenemos energía eléctrica y se priorizan los servicios esenciales como el teléfono, como gastos inmediatos”, señaló Larrandaburu.
Por ahora, los empleados no han realizado muchas consultas desde que está Larrandaburu en el gremio, y lo bueno es que “no hubo desafiliaciones”, destacó el entrevistado.
La deuda total aún no fue confirmada porque se deben verificar los datos que dejó Jorge Figueroa, ex secretario, con los comprobantes que presenten los comercios.
Pero la idea es lograr un acuerdo para que no se caigan los convenios con los comercios de la ciudad, para que el afiliado pueda seguir contando con ese beneficio para comprar en cuotas.
En relación al Ministerio de Trabajo, el delegado indicó que debe presentar un informe financiero y tiene un plazo de cuatro meses para la normalización institucional y realizar el llamado a elecciones. A menos que se deba pedir un plazo adicional.

Compartir