Las ferias incentivaron a los pequeños productores

TRABAJADORES HORTICOLAS Y FLORICOLAS EN EXPANSION

(General Pico/Agencia) Cada 15 días el Paseo de la Vida pone a disposición del público verduras, frutas y flores de los productores locales. Una vidriera que expone los productos que se cultivan en la localidad.
La feria hortícola y florícola se viene realizando hace seis meses y es una muestra de la producción local que abastece a verdulerías del medio y que podría incrementarse para ofrecer frutas y verduras en los supermercados. Además, se trata de pequeños productores que ya implementan técnicas y tecnología para mejorar sus rindes y calidad.
Luis Crespo, presidente de la Asociación Hortícola de La Pampa, remarcó que la exitosa feria de los sábados comenzó como actividad en noviembre del pasado año y todavía continúa en vigencia.
“Creo que a medida que pasan los meses sigue mejorando. Fuimos sorprendidos por la demanda que tuvimos, si bien se va a visualizar mejor el nivel productivo cuando venga la próxima temporada primavera-verano. Es que cuando se comenzó con las ferias todo estaba implantado y ahora el invierno se toma como un período de transición porque el clima de La Pampa no es muy benévolo para la horticultura”, indicó Crespo. Cuando vuelvan las estaciones de mayor calor se podrá observar más variedad porque los productores están pensando en incorporar otras verduras y frutas.
La feria permite al pequeño productor vender su cosecha, explicó el presidente, en tanto que a la municipalidad y a la asociación les sirvió para recuperar un sector laboral que estaba perdido. Además, es una forma de fortalecer y mostrar la actividad de una organización de productores que se formó hace apenas dos años.

Tecnología a favor.
Crespo señaló que a futuro se espera incrementar la producción y una ventaja enorme de la provincia es la tecnificación, incluso en comparación con lugares en los cuales se dedican casi exclusivamente a esta actividad. El referente de la asociación indicó que con el apoyo del Ceret la mayoría de los productores, incluso los que no son grandes, pueden aplicar tecnología. Como ocurre en el cinturón verde de Córdoba, en La Plata y en algunas regiones de Buenos Aires.
En La Pampa se produce con la posibilidad de incorporar los avances y conocimientos del Ceret porque hay una transferencia que permite implementar mejoras como la producción bajo cubierta en túneles, y sistema de riego por goteo. Coyuntura que es determinante, según Crespo, ya que se trata de un territorio en el cual hay poca agua y de calidad cuestionable. Además, con la expansión urbana los productores se van desplazando a sectores en los cuales las condiciones no son las mejores.
Crespo indicó que si bien es difícil saber que porcentaje de la demanda de productos hortícolas se cubre en la localidad, los parámetros han variado en las mejores épocas entre un siete y un 15% para las verduras. En lo que es hoja de lechuga y acelga la cobertura puede tener un techo más alto, aclaró.
“No tenemos ningún tipo de venta a supermercados sólo hay un productor que vende Santa Rosa y otro que lo comercializa en General Pico con un pequeño porcentaje. Pero ese podría ser un sector de consumo a cubrir en un futuro”, concluyó.