Levantaron el corte en 25 de Mayo

Los vecinos habían interrumpido el tránsito vehicular en la ruta provincial 34, exigiendo la urgente entrega de las 108 viviendas del plan federal que esperaban desde hacía cuatro meses.
Luego de un corte total e inflexible, los veinticinqueños liberaron la ruta 34 que mantenían cortada desde los primeros minutos del martes. El compromiso del vicegobernador, Luis Campo, y una nota del IPAV fueron suficientes para desactivar el conflicto.
Habían pasado casi 12 horas desde que se habían apostado en la ruta 34, única vía de acceso a la localidad, cuando por unanimidad decidieron levantar el piquete. La decisión se tomó luego de escuchar al vicegobernador por la radio municipal comprometiéndose a entregar las casas la semana próxima. Minutos más tarde, llegó el intendente, David Bravo, con una nota del IPAV citando a los adjudicatarios a firmar el acta de tenencia precaria los días 6 y 7 de enero, paso previo a la entrega de las llaves.
Los vecinos interrumpieron el tránsito vehicular en la curva de 90 grados de la ruta provincial 34 exigiendo la urgente entrega de las 108 viviendas del plan federal que esperaban desde hace cuatro meses.
El piquete se mantuvo inflexible desde la medianoche. No pasaban ni siquiera los vecinos que viven en las chacras del Sauzal. Una larga hilera de unos tres kilómetros para cada lado aguardaba poder pasar. Principalmente, varias combis que traían trabajadores de los yacimientos, esperaban para poder llegar a sus hogares a descansar, al igual que otros vehículos que traían la documentación para pagar los sueldos. También aguardaban varios camiones con provisiones para los comercios que esperaban poder entregar la mercadería para la demanda por las fiestas, pero los manifestantes fueron inflexibles y no permitieron el tránsito a nadie, ni siquiera a las pocas líneas de colectivos que ingresan a la localidad.

Decisión.
Cabe recordar que unas 200 personas reunidas en improvisada asamblea frente al municipio habían decidido, en la noche del lunes, cortar la ruta 34 a la altura de la curva de 90 grados en el acceso a 25 de Mayo, reclamando que les entreguen el plan de viviendas del que son adjudicatarios. La medida era por tiempo indeterminado, pero la promesa gubernamental trajo tranquilidad a los adjudicatarios, quienes optaron por dejar libre la ruta.
Los adjudicatarios fueron sorteados hace un par de semanas y se les habría prometido que las llaves se entregarían antes de fin de año. Varios de los beneficiarios argumentaron que ya se comprometieron a entregar las casas que alquilan, por lo que no tendrían donde vivir a partir de mañana.