Licitarán Frigorífico de Bernasconi

DISCURSOS MENOS HOSTILES QUE AÑOS ANTERIORES EN LA EXPOSICION RURAL DE GENERAL PICO

La nueva edición de la muestra rural, donde el gran ausente fue el gobernador, mostró el optimismo del sector por el incremento productivo y los cambios impulsados por Nación. Ruralistas y funcionarios reclamaron por la autorización de venta de carne con hueso al sur.
La 84 Exposición Rural de General Pico tuvo su acto inaugural ayer a la tarde y en ese marco el ministro de la Producción de la provincia, Ricardo Moralejo, anunció para los próximos días la licitación del frigorífico de Bernasconi. También reiteró el pedido de eliminación de la barrera sanitaria hacia la Patagonia para la carne con hueso que se produce en la provincia.
Con discursos menos hostiles que años anteriores los ruralistas y el gobierno provincial compartieron el podio con la presencia del vicegobernador Mariano Fernández, ministros y legisladores provinciales, el intendente Juan José Rainone, representantes de entidades como el INTA, el Senasa, el Banco de La Pampa, la Facultad de Ciencias Veterinarias, la Carbap y la CRA.
El presidente de la Sociedad Rural piquense, Andrés González, fue el primero para los discursos y luego del agradecimiento general dijo que el sector agropecuario está en un momento en el que “nuestras decisiones hacen viable nuestro negocio” y la eficiencia hace la diferencia.
“Debemos aprender nuevamente cómo es vivir dependiendo de nosotros y no del humor de funcionarios para poder comercializar el fruto de nuestro esfuerzo”, aseguró.
González dijo que hay que atender a la demanda, tanto interna como externa, y así ir definiendo los procesos productivos. Aseguró que se puede aumentar la cantidad de carne con el potencial de la ganadería argentina mediante recría suficiente y buena reproducción. Y alentó a mejorar la eficiencia de stock y disminuir la emisión de gas metano por cada kilo de carne producido.
También destacó las condiciones del ambiente pampeano para la ganadería y la agricultura desarrollando actividades sustentables. Una producción que deberá ser beneficiada desde el gobierno, en su opinión, con reducciones desde lo impositivo y otros gravámenes que tiene el sector. Y pidió al estado provincial que revise el funcionamiento del Sircreb.

Conceptos ruralistas.
El vicepresidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y la Pampa (Carbap), Carlos Ceré, refirió que el campo no es un sector aislado, porque requiere de la industria, la tecnología, la ciencia y las comunicaciones, y en el proceso de cambio actual que vive el país todos deben intervenir. Y se refirió a la necesidad de que todos los argentinos sean incluidos para lograr el progreso.
Pedro Apaolaza, secretario de la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), fue un poco más duro en su discurso y dijo que todavía subsiste parte de la maquinaria de gobierno que años atrás casi destruye al país. Afirmó que como institución ven que no hay mercados, que los productores de leche, frutas y otros alimentos están percibiendo precios mínimos y empobrece.
Crítico con algunos funcionarios nacionales, Apaolaza afirmó: “Tenemos un secretario de Lechería que tiene una incapacidad manifiesta y desde CRA se le pidió que dé un paso al costado”, y señaló que todavía hay una burocracia que posterga los tiempos y hace difícil lograr soluciones.

Un buen momento.
El ministro Moralejo tuvo las palabras finales, dejó los saludos del gobernador Carlos Verna que no pudo asistir por razones de salud. Aseguró que la provincia atraviesa un buen momento porque el sector agropecuario se ve acompañado por el clima y los precios, y señaló que en este momento de “bonanza” hay que invertir en infraestructura para afianzar la productividad y mejorar la capacidad de almacenamiento en La Pampa.
El funcionario dijo que más del 70 por ciento de la actividad provincial está volcada a la ganadería por lo que es necesario mejorar el stock ganadero con retención de vientres y un incremento de cabezas que ya es notorio. Con otro objetivo que es que la producción lograda se industrialice en su mayoría dentro del territorio pampeano.
Con respecto a la industria frigorífica, Moralejo anunció que este mes se lanzará la licitación del frigorífico de Bernasconi que estuvo parado por varios años y que ahora servirá para la faena de porcinos. Y como consecuencia estimulará la producción de esa carne.
También, se espera trabajar en cuanto a las oleaginosas para aceites y subproductos, afianzar la industria de harinas en La Pampa y encauzar los cereales tanto para alimentación de animales como para otras elaboraciones que le agreguen valor.
El ministro dijo que es importante producir y poder vender, en ese marco reclamó por la barrera sanitaria que impide a La Pampa vender carne con hueso plano al sur del país. “No es un pedido arbitrario. Existe un estudio realizado en 2011 por el Senasa que fue publicado en su página oficial y dice que el riesgo de comercialización de asado con hueso al sur del Río Colorado es prácticamente nulo”, indicó.