Lo apuñaló con una tijera en medio de una discusión

Un hombre fue apuñalado ayer a la mañana en el sector del barrio Frank Allan de esta ciudad, y luego se negó a ser atendido en la Guardia del Hospital Gobernador Centeno, al que fue trasladado por personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). Sin embargo, por la gravedad de las heridas, tuvo que ser operado. El agresor, que habría utilizado una tijera para consumar el ataque, fue detenido a las pocas cuadras luego de un allanamiento que se llevó a cabo en una vivienda del barrio, según fuentes tribunalicias.
El hecho se registró cerca de las 8.30, en la intersección de calles 36 y 107. En ese momento, según fuentes consultadas, dos personas (ambas conocidas del ámbito tribunalicio) tuvieron un altercado que terminó con uno de los involucrados con heridas provocadas por un elemento punzante por las cuales fue hospitalizado.
Personal ligado a la investigación trataba de determinar el móvil de la agresión, que se originó en la esquina de las calles 36 y 107 cuando se presume que la víctima de este ataque estaba en el interior de un auto Fiat Uno rojo. El agresor había asestado con una tijera varios puntazos en el cuerpo de una persona que sería de apellido Arias, y se dio a la fuga por las calles del barrio cuando divisó la llegada de la Policía.

Atención médica.
La fiscal Ivana Hernández, a cargo de la Fiscalía Temática de Delitos contra las Personas, informó que personal de la Brigada de Investigaciones de forma casual se topó con la conclusión de ataque, en el momento en el cual al doblar en la calle 36 el herido cayó encima del capó del móvil policial.
En ese momento los efectivos se detuvieron y mientras uno de ellos solicitaba la presencia de una ambulancia, el otro comenzó la persecución del sospechoso, que se fugó en calzoncillo, por las calles del barrio.
En el lugar trabajó personal de la Comisaría Primera y de Criminalística, además de profesionales del SEM, que trasladaron al herido al centro asistencial, donde en principio se negó a que fuera atendido. Fuentes oficiales informaron que la víctima, que tuvo que ser operada de urgencia, fue derivada al Hospital Molas de Santa Rosa. La fiscalía esperaba que personal médico lograra evaluar la gravedad de las heridas sufridas por la víctima de este ataque.
En el lugar del hecho se encontró una gorra, como así también algunas manchas de sangre sobre el pavimento, y una tijera debajo del Fiat Uno, que sería el elemento con el cual se habría cometido el ataque.

Aprehensión.
Pocos minutos más tarde y cercanías del lugar donde ocurrió el hecho, con presencia del juez de control Diego Ambrogetti y de la fiscal Hernández se llevó a cabo un allanamiento en una vivienda de la calle 34 entre 103 y 105, en la cual se había ocultado el agresor.
Luego que el magistrado autorizara a proceder, con la actuación del Grupo Especial y de la División Toxicomanía se concretó la detención del agresor, quien no opuso resistencia.
Según se pudo saber, el detenido, de aproximadamente 30 años, cuenta con antecedentes judiciales, puesto que en 2012 fue condenado por el delito de robo con arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada. Además tendría pendientes de resolución distintas causas en el Juzgado Federal de Santa Rosa por la comercialización de estupefacientes.
Se esperaba que el detenido hoy sea indagado en sede de la fiscalía y sometido a una audiencia de Formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria.