“Lo mejor no pasó, está por venir”, aseguró Abeldaño

25 DE MAYO: QUEDO INAUGURADO EL PERIODO DELIBERATIVO

El intendente veinticinqueño, Abel Abeldaño, encabezó el lunes a la tarde el acto de inauguración de un nuevo período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante. El mandatario pidió al cuerpo deliberativo trabajar en conjunto, y aprovechó la ocasión para diferenciarse en la manera de gestionar de su antecesor.
De la apertura participaron, además del jefe comunal, todos los integrantes del legislativo local y casi la totalidad de los funcionarios del gobierno comunal. “Cuando llegamos el 10 de diciembre de 2015 el dinero disponible para esta gestión era 305.000 pesos. Al 31 de diciembre, más allá de todas las cosas que nos pasaron teníamos prácticamente 13 millones de pesos que podíamos disponer. Creo que esto hace un balance de los que fue el año 2016 en cuento a la parte contable”, fue el primer palo.
“Encontramos una municipalidad destruida, pero al ir transcurriendo el tiempo nos dábamos cuenta de que la situación era más grave. No sólo el problema era dentro de la municipalidad sino también en la sociedad veinticinqueña que durante muchos años fue sometida a una situación que nos dividió y que aun hoy perdura y que algunos se encargan de persistir en ello”, agregó.

Cuentas claras.
Abeldaño no se anduvo con vueltas, de entrada mostró números. El jefe comunal reveló que ingresaron a las arcas municipales 166.720.000 pesos y egresaron 153.700.000, lo que significa un superávit de13 millones de pesos.
“Solamente por ingresos de regalías petroleras ingresaron 76 millones. Unos 6,3 millones por mes. Creo que estamos en situación inmejorable en cuanto a regalías. Más aún teniendo en cuenta que nos dejaron una deuda con las regalías embargadas. Nos dejaron embargadas el 40% de las regalías hasta el mes de septiembre, cosa que hemos pagado porque a esta gestión no le gusta tener deudas con nadie. Hubo un recupero de moratoria de 1.176.000 pesos. Y en 2016 también nos dimos un lujo: pusimos plata en plazo fijo. Y eso nos dio una ganancia de 400.000 pesos, una cifra nada despreciable y menos para la municipalidad”, monologó el intendente veinticinqueño.
Luego detalló lo invertido en reparación de edificios, plazas, plan municipal, erogaciones por asistencia sociales y comedores integrados. Pero puso énfasis en recordar que “el gran objetivo de 2016 era la provisión de agua potable a todos los veinticinqueños, creo que es nuestra primer tarea cumplida”.
En su discurso, Abeldaño también hizo hincapié en la relación de distintas áreas municipales con las instituciones intermedias y gubernamentales. Le dio significación a la designación de delegado municipal en Colonia Chica y a la conformación de Defensa Civil.

Mensaje.
Dejó para el final un mensaje a los ediles. “Por favor trabajemos en conjunto, no tenemos ninguna necesidad desde el Ejecutivo de mentirles. Por sobre todas las cosas tenemos que tener en cuenta que debemos trabajar para el futuro de nuestra ciudad”, señaló.
“Le pido al Concejo Deliberante: acompañemos porque creo que lo mejor no ha pasado, lo mejor está por venir para el futuro de 25 de Mayo”, concluyó Abeldaño.

Compartir