“Lo único que pido es Justicia”

UN CENTENAR DE PERSONAS SE MANIFESTO TRAS LA LIBERACION DEL IMPUTADO

(General Pico) – Gabriela Patek, madre de Selene García, la joven que falleció hace dos meses luego que fuera atropellada y abandonada por Gonzalo Garro en uno de los ingresos a la ciudad, aseguró que “la mataron dos veces” cuando conoció la decisión de la Justicia local de liberar al imputado en la causa que se sigue por el delito de “Homicidio culposo”. El miércoles a la noche, la mujer junto a su pareja y sus otros dos hijos, encabezó en la Plaza San Martín de General Pico una nueva manifestación en reclamo de Justicia y en repudio de la liberación del joven. Cerca de un centenar de personas, entre ellos amigos y familiares, vecinos y el grupo feminista Tamboras del Viento, acompañaron a la familia de la menor fallecida.
“Me mataron dos veces, me mataron con la muerte de mi hija y me mataron al dejarlo libre. Como hago para explicarle a sus hermanos que no hay Justicia, que a nadie le importa. Yo quiero ver donde están los concejales, donde está el intendente (Juan José Rainone), donde está la gente que está en el poder que jamás se acercó a nosotros a decirnos que lo sentían mucho”, dijo. Además agregó: “Yo quiero que las leyes cambien, para que el día de mañana si pasa otra vez esto, haya Justicia para otra chica, pero para mi hija no va a haber Justicia”.

Fiscal.
La mujer, que estuvo acompañada por familiares de otras víctimas fatales de accidentes de tránsito, aseguró que no esperaba que el imputado recuperara la libertad (aunque sigue ligado al proceso), un mes antes que se cumplieran la prisión preventiva por 90 días que le había impuesto la jueza de control Paola Loscertales, durante la formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria.
En este sentido apuntó contra el fiscal Luciano Rebechi, quien no se opuso al pedido que hizo el defensor Guillermo Constantino para que el acusado recuperara la libertad, tras alegar que ya no había peligro de fuga ni de obstaculización de la investigación fiscal.
“Gracias a este fiscal el asesino de mi hija está suelto, puede estar libre siete u ocho meses hasta que salga el juicio, puede andar libre por la calle como si nada y a mi hija nadie me la va a devolver. No lo esperaba, porque este mismo fiscal me dijo que no iba a quedar libre, que iba a cumplir la preventiva y se le iban a dar los años que correspondiera”, subrayó entre lágrimas. El joven conductor recuperó la libertad luego de la audiencia de reexamen de la medida de coerción que se llevó a cabo en los tribunales de esta ciudad, y que fue coordinada por el juez de control Heber Pregno.

“Caso ejemplar”.
La mujer además dijo que un “pedido de perdón” de parte del imputado “en este momento no me sirve”, y le solicitó que “asuma las consecuencias de lo que hizo, que vaya preso, que pague él mismo”.
También la madre de la víctima fatal del hecho que se investiga, que conmocionó a la ciudad, como en otras ocasiones, se quejó que nunca hubo un acercamiento de parte de la familia de Garro, ni si quiera para hacer un pedido de perdón.
En la concentración que tuvo lugar durante la fría noche del miércoles en la Plaza San Martín de esta ciudad, la madre de la víctima reiteró su pedido de Justicia y reclamó a los funcionarios judiciales una toma de conciencia.
“Yo pensé que el caso de Selene iba a ser un caso ejemplar en General Pico, que los jueces iban a tomar conciencia de lo que estaba pasando. No sé que estamos esperando, yo lo único que pido es Justicia por Selene, por cada uno de los jóvenes que salen a bailar y no sabemos si regresan, porque estos andan a toda velocidad en un auto y no les importa la vida de nadie”, finalizó.

Compartir