Lovera: “La solidaridad de nuestros afiliados merece una recompensa”

El 26 de Septiembre de cada año se celebra el Día del Empleado de Comercio. Instaurado por el artículo 76 del Convenio Colectivo de Trabajo 130/75, fue ratificado por la ley 26.541 que se sancionara el 11 de noviembre de 2009, cuando se le otorgaron los efectos de un feriado.
La Pampa tiene, en el Centro de Empleados de Comercio de General Pico, uno de los dirigentes que hace muchos años trabaja en el avance de los derechos de los empleados y que se ha desarrollado, en la dirigencia política, portando la bandera de este sector sindical y poniendo en valor, transversalmente, los derechos laborales como forma de dignificación y bienestar.
Lovera hoy es senador nacional de la rama sindical y, como secretario general del C.E.C. zona norte, aportó una mirada analítica de la situación de los trabajadores. A continuación, una entrevista realizada por el equipo de Lovera difundida a través de un comunicado de prensa.

-¿Cuáles fueron sus vivencias al frente del sindicato, primero como legislador provincial y ahora como senador nacional?
-La esencia del compromiso por la lucha es la misma, pero las responsabilidades crecen. Hace doce años, desde el Centro de Empleados de Comercio de Pico, pudimos coordinar con las representaciones patronales de la ciudad, el cierre dominical. Esto lo vivimos como una conquista trascendente para la familia mercantil. La reunión de los domingos para vivir con plenitud en el seno del hogar ya era un hecho, pero no resultaba suficiente. A partir de allí, a través de nuestra actividad político-institucional empezamos a trabajar en los consensos para aprobar, en La Pampa, una ley que estableciera el descanso dominical.

-La Comisión de Trabajo que preside en el Senado, ¿cómo evalúa la modificación de licencias por paternidad?

-El Gobierno nacional anunció hace apenas unas horas la ampliación de los días de licencia por paternidad, celebro eso, pero tengo la obligación de decir que esa iniciativa es parte de un proyecto de ley que sus senadores no han querido tratar. Espero que esta puesta en escena sirva como instrucción a sus legisladores para que lo destraben y termine saliendo una ley, muy valiosa y muy elaborada desde el consenso, para que los trabajadores gocen de un derecho que merecen.
La Comisión de Trabajo y Previsión Social de la cual soy presidente en la actualidad dedicó muchísimo esfuerzo a generar los consensos que permitan modificar, por ley, todo el sistema de licencias especiales. Hay dictamen unánime.
Ojalá que con el anuncio del Ejecutivo nacional de ampliar la licencia por paternidad sus legisladores adhieran a tratar la ley que trabajamos durante tanto tiempo y con mucho esfuerzo en el Congreso. Sumo a este análisis el convencimiento de que las decisiones y acciones por decretos están muy lejos de fortalecer los valores democráticos.

-Hoy, el cierre dominical es una realidad en toda la provincia.
-Hace 4 años que nuestra provincia se convirtió en pionera en este derecho de los trabajadores; en 2013, a través de la ley 2.717 de cierre dominical, todos los empleados de comercio pueden contar con ese día para compartir su momento de descanso semanal en el ámbito de preferencia. Es claro que esto representa la humanización del trabajo, el respeto de los derechos laborales y el compromiso, de nuestro sindicato, en la mejora permanente de las condiciones y de la calidad de las prestaciones laborales.

-¿Cómo analiza la situación de los mercantiles en el contexto actual?
-Nosotros somos consecuentes y estamos convencidos de que una adecuada política de empleo no debe basarse en atacar y despojar de sus derechos a los trabajadores. Necesitamos un Estado fuerte y regulador que juegue un papel determinante en el desarrollo económico y socio-familiar. Un Estado que sea capaz de hacer cumplir la ley, generando mecanismos adecuados para fiscalizar la correcta aplicación de las normas, que impida los abusos y los castigue.

-¿Cómo evalúa el desarrollo de las actividades de la institución que representa?
-En vísperas de celebrar nuestro día, claramente resaltamos con orgullo los invalorables esfuerzos que hacemos todos los que somos parte de nuestro sindicato. Es nuestra responsabilidad que, día a día, nuestros afiliados y sus familias cuenten con más y mejores servicios, y cuenten con nuevas herramientas que permitan una mejora sustancial en la calidad de su trabajo y de su vida diaria.
Estamos convencidos que estos progresos no serían posibles sin una visión solidaria que se traduzca en el esfuerzo mancomunado de nuestros afiliados.
Cada logro lleva implícita la capacidad de gestión de todos los compañeros y la administración racional y cuidada de los recursos; exige grandes esfuerzos operativos, económico-financieros y humanos.

-Con muchas obras sociales solidarias en crisis, ¿cómo ve la situación de Osecac?
-Hoy todas las obras sociales, incluida Osecac -a la que defendemos y de la que decimos, permanentemente, que es una de las mejores obras sociales sindicales-, ante la crisis que atraviesa la salud en nuestro país, tuvieron que aumentar los costos de sus órdenes médicas. Además de fortalecer el Programa de Asistencia Integral Solidaria (PAIS) que creamos hace más de un año, a partir de noviembre nuestros afiliados y sus familias tendrán mayor cobertura respecto a los servicios de atención de la salud. Cobertura que se hará efectiva mediante la creación de un “Sistema Solidario de Recompensas”.
El trabajo por sí solo no basta para dar al ser humano dignidad y bienestar. El trabajo debe ser trabajo decente, con sueldos dignos, con seguridad social y con respeto por los derechos humanos. Ese es el compromiso con nuestros afiliados y sus familias. Solo el trabajo decente garantiza la mejora en la calidad de vida y para eso trabajamos todos los días, para lograr el crecimiento equitativo, justo y permanente de nuestros afiliados.