Macri padrino

(Eduardo Castex) – El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, se convirtió ayer en padrino de cuatro niños pampeanos. Los niños -en todos los casos- son séptimos hijos varones de familias pampeanas. Las ceremonias se realizaron en Eduardo Castex, General Pico e Intendente Alvear. Tres ceremonias se realizaron en iglesias evangélicas y otra en una iglesia católica.
El presidente Macri estuvo representando por el Edecán de la Presidencia de la Nación, vicecomodoro Martín Miguel Gómez, y funcionarias de la Oficina de Padrinazgos de la Casa Rosada.
En Eduardo Castex la “Ceremonia de padrinazgo presidencial” se realizó en la Iglesia Comunidad Cristiana, y allí fue presentado el niño Daniel David Villanueva, quien actualmente tiene 7 años, y es el séptimo hijo varón de Ana María Acosta y Miguel Villanueva. La ceremonia fue oficiada por el pastor evangélico Guillermo Lucero. Y estuvieron presentes familiares del niño, concurrentes a la iglesia y la única funcionaria que participó de la ceremonia fue la directora de la Acción Social local, Elda Rubiano.
Allí el Edecán del Presidente de la Nación entregó al niño castense una medalla de oro, un envoltorio con un libro y una mochila. Y además se cumplieron todos los trámites para que el ahijado presidencial cuente con la beca de estudios que incluye todos los niveles educativos.
Y el mismo procedimiento se realizó en dos ceremonias en la ciudad de General Pico, y otra en la localidad de Intendente Alvear.

Trámite burocrático.
El vicecomodoro Martín Miguel Gómez es el Edecán del Presidente de la Nación, que significa desempeñarse como un asistente militar de Mauricio Macri. Arribó a Eduardo Castex acompañado por funcionarias de la Oficina de Padrinazgos. Y según trascendió ya participaron en varias ceremonias en el transcurso de este año.
“Se gestionan los trámites (en la Presidencia de la Nación) y cuando se aprueba se hace la ceremonia, donde la iglesia la elige la familia de acuerdo al credo que practican”, explicaron fuentes consultadas por esta corresponsalía.
“Estuvimos participando en ceremonias en varios sitios del país y es un orgullo porque representamos al Presidente y permite conocer situaciones y lugares”, respondieron escuetamente al cronista de LA ARENA.

“Orgullo y honor”.
El matrimonio conformado por Ana María Acosta y Miguel Villanueva concurren a la iglesia evangélica Alcanzando Vida, pero la ceremonia se realizó en la sede de la Iglesia Comunidad Cristiana, ubicada sobre calle Gobernador Duval, entre calles Leandro N. Alem y Malvinas
Argentinas.
El clima era de alegría y emoción. El pastor Guillermo Lucero destacó que está fue “la primera vez que hacemos una ceremonia con la Presidencia de la Nación, por lo cual es un gran orgullo y un honor”.
Mientras que los padres de Daniel David Villanueva, agradecieron fundamentalmente la beca de estudios a la accedió el ahijado presidencial. “Antes nunca lo pensamos, pero cuando nació (Daniel David) tuvimos la alegría que nuestro hijo sea ahijado del Presidente de la Nación”, destacaron.
Además recordaron que iniciaron los trámites en el año 2010, pero tuvieron contratiempos porque les respondieron que estas ceremonias “no se hacían más”. “Pasó el tiempo y recién ahora pudimos contratar la ceremonia para presentarlo, porque nosotros no los bautizamos a los niños, sino que los presentamos”, concluyeron.

¿Primera ceremonia?
En Eduardo Castex las fuentes consultadas no pudieron descartar que esta haya sido la primera ceremonia de padrinazgo presidencial. Lo cual la convierte en un hecho histórico. Aunque si existió otro ahijado presidencial. Y fue ahijado del líder radical Hipólito Yrigoyen, de quien recientemente se conmemoró el centenario de su asunción, en un hecho histórico porque fue el primer presidente argentino elegido por el voto popular.
El castense Hipólito Víctor Campasso fue el séptimo hijo varón del matrimonio conformado por los inmigrantes Vicente y Angela Campasso. Y además tuvieron un octavo hijo varón que fue Horacio Coclete, más conocido como “Cui”. El ahijado de Yrigoyen nació también un 12 de
octubre. En aquel momento no se habría realizado una ceremonia, sino que desde Balcarce 50 le enviaron una medalla de oro con la inscripción “Señor Presidente de la Nación al ahijado Hipólito Víctor Campasso”.
Ayer tampoco se conoció si existieron otras familias que hayan tenido siete hijos varones, y obviamente se hayan convertido en ahijados de los moradores en la Casa Rosada.

Compartir