Maitena recibió el alta

(General Pico) – Ivana Della Croce confirmó que desde la tarde del martes su hija Maitena (9) fue dada de alta del Hospital Garrahan. Fue sometida a un transplante de médula que fue exitoso, sin embargo es la segunda vez que se le realiza el procedimiento y necesita tener un alojamiento y una alimentación acorde a su estado de salud para poder recuperarse. El reclamo realizado a la Casa de La Pampa y al gobierno pampeano, que se hizo público desde abril, tuvo solo respuestas parciales.
La alegría de poder salir de una sala hospitalaria tuvo para Maitena y su familia la desazón que les espera a los pacientes pampeanos que son derivados a Buenos Aires. Desde principios de abril, y luego de mucho tiempo de soportar esas condiciones, la mamá de la niña piquense difundió fotografías e información sobre el estado en el cual se encuentra el hotel que por convenio aloja a los pampeanos, también se refirió a las condiciones de higiene del lugar en el cual deben comer. Sin embargo, enfrentar al sistema es una carga cuando la prioridad es cuidar de su hija.
Della Croce indicó que la única respuesta obtenida fue que la dejaron en el mismo hotel pero la cambiaron de habitación y ahora debe buscar mercadería en el comedor para ir a cocinar a la Casa de La Pampa. La joven madre refirió que desde el Ministerio de Salud de la provincia les indicaron que ese problema no era su responsabilidad y debía acudir a otras áreas del gobierno.
La piquense manifestó que debido a la condición de su niña, que tiene un virus en la sangre que se produjo después del primer transplante, y considerando que es una paciente inmunosuprimida deben tener especiales cuidados en cuanto a higiene y asepsia para que haya una recuperación sin problemas.

Tres años de lucha.
La enfermedad de Maitena fue detectada en 2012. En octubre Della Croce notó que su hija estaba muy pálida y realizó una consulta médica. La visita al médico resultó en una serie de análisis y la derivación al día siguiente. En cuestión de horas debió viajar a Buenos Aires en ambulancia con el diagnóstico de que su pequeña hija de 6 años tenía aplasia medular. Una afección que ocurre cuando la médula ósea no tiene una producción normal de sangre, con deficiencia de plaquetas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.
Desde entonces comenzó el tratamiento y en esta ciudad la familia se organizó para cuidar al resto de las niñas, porque Maitena tiene una gemela que es su donante de médula y dos hermanas más.
El primer transplante se realizó con buenos resultados pero la menor se contagió de un virus que afectó la médula y luego pasó a la sangre. Con el segundo procedimiento se espera que la evolución sea buena pero aún no se sabe cuáles serán los tiempos de la recuperación.
Della Croce indicó que están intentando buscar un lugar para alquilar y así poder tener un mejor alojamiento, pero la cuestión económica es complicada. También agradeció todo el apoyo recibido por la comunidad local e incluso por la Escuela 57 que ha realizado actividades para recaudar fondos.