Mantienen el tránsito en una mano a fuerza de rellenado

(General Campos) – Operarios de Vialidad Provincial mantienen el tránsito precario en un bajo inundable de la ruta provincial 1 en cercanías a la localidad de General Campos. Desde hace una semana en el lugar se hacen constantes trabajos de rellenado a fin de permitir que los vehículos puedan utilizar un solo carril.
El jueves de la semana pasada, en horas de la tarde, la policía comenzó a recibir advertencias de viajantes que en un bajo ubicado entre los kilómetros 309 y 311 de la ruta 1, a solo mil metros al sur del acceso a General Campos, se habían formado “huellones” en ese lugar que ponían peligrosidad a la transitabilidad, por lo que optaron por disponer personal para advertir y regular el tránsito.
“Cuando fuimos al bajo nos encontramos con que el agua no había llegado a pasar sobre la ruta, pero se estaban formando huellones y el asfalto era un tembladeral, no tenía piso. Así que decidimos de realizar puestos de ambos lados para advertir a quienes transitaban de la situación, fueron las explicaciones desde la sede policial.
Ayer fuentes policiales ampliaron la información. “Nunca se cortó el tránsito, estamos controlando, de noche nosotros y de día Vialidad Provincial, para que no haya accidentes y ordenar la circulación, que se hace, como desde el principio, por una sola mano”, afirmaron.
La vía informativa también reveló que cuando “pasan los camiones se profundizan las huellas y la gente de VP tienen que acomodar el alteo. Piensan en establecer un desvío para hacer una reparación total cuando se pueda, incluso hablan que podrían ser asistidos por Vialidad Nacional”.

“Vertientes muy altas”.
También LA ARENA consultó con el intendente Mario Roth. “Ese es un bajo que ya dio trabajo en las últimas inundaciones (año 2000) y hoy se repite porque las vertientes están muy altas. Nosotros le damos una mano en lo que podemos, por ejemplo lo rellenan con tosca que nosotros teníamos acopiado en una cantera para caminos vecinales”, indicó.
“El domingo, por 3 ó 4 horas, se hizo transitar a la gente por un desvío de 8 kilómetros para que las máquinas de Vialidad Provincial rellenaran parte del bajo que estaba complicado. Por ahora tienen material para ir manteniendo el tránsito aunque sea por una sola mano. Pero el día de mañana, para arreglarlo, habrá que mejorar el alteo y repavimentar en una extensión de unos 700 metros”, concluyó el jefe comunal.