Martín: “Son muy dignos de credibilidad”

EL OBISPO OPINO SOBRE EL INFORME DE LA UCA QUE INDICA QUE 400 MIL PERSONAS CAYERON EN LA INDIGENCIA EN 2016

(Eduardo Castex) – “Son números objetivos que plantea la UCA, que son muy dignos de credibilidad. Los números muestran más desempleo, la inflación es muy alta, la realidad de la pobreza se acrecienta”, dijo el obispo de La Pampa, Raúl Martín.
“La divergencia está en las razones de esos números: los kirchneisitas dicen que ahora nos hundieron, mientras que los macristas dicen que veníamos en un avión cayendo y gracias a Dios los números son sólo estos y podrían ser peores. No creo una cosa, ni otra”, agregó Martín en diálogo con LA ARENA.
“Nadie tiene intención de estrellar la Argentina para hundirnos, pero deberíamos encontrar caminos más sapienciales para conducir a nuestro pueblo y gobernar. Tenemos que tener una gran esperanza. Si nos atrevemos a dialogar, las diversidades nos enriquecen. Cuando lo diverso, es tan diverso, no es de Dios”, agregó.
La máxima autoridad de la Iglesia Católica pampeana presidió un encuentro diocesano de jóvenes en Eduardo Castex, que se extendió durante dos jornadas con la presencia de más de 150 adolescentes pampeanos.
Quien fuera obispo auxiliar de Jorge Bergoglio, en la Catedral de Buenos Aires durante siete años y medio, analizó los temas económicos y sociales de la actualidad argentina, después del informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) que generó debates entre los distintos sectores políticos. Unas 400 mil personas cayeron en la indigencia en el primer trimestre del año, mientras que 1.400.000 habitantes pasaron a ser pobres en ese mismo período, según el “Barómetro de la Deuda Social Argentina” difundido por la Universidad Católica Argentina.
-Martín, recientemente estuvo con el papa Francisco en Santa Marta. ¿Lo sorprenden que lo califiquen como un Papa macrista o kircherista o comunista, según las posturas que diariamente se conocen?
-El Papa es un hombre político, porque es el jefe del Estado más pequeño del mundo, pero con una incidencia como líder político en todo el mundo. No hace política partidaria. El da libertad, porque no termina de explicitar con nombre y apellido, y queda a la buena de Dios cómo se lo interpreta. Y sobre los mismos hechos para algunos es re macrista y para otros re kirchnerista. Y si quisiera explicitar eso pondría otras palabras, y no dejaría algún gesto interpretable ambiguamente. El hace gestos religiosos.
-Es muy argentino polemizar y tironear a los líderes.
-Cada uno tiene un criterio y una mirada personal. El error es encasillar nuestra mirada personal como si fuera un mensaje unívoco. Nos perdemos un montón de cosas buenas por buscar encarecidamente lo que nos distingue y no lo que hace vivir en comunión y compartir una vida común.
-El informe reciente de la UCA plantea 1,4 millones de nuevos pobres. Son números muy contundentes.
-Sí. Habría que ver la realidad de esa pobreza. Lo que hoy aparece como pobre, antes qué recibía para no serlo; o los desocupados, porque deberíamos analizar en qué condiciones estaban esos ocupados.
-Cuando un programa económico o una medida se analiza con una tabla de Excel, ahí quedan muchos argentinos afuera.
-Tendríamos que buscar principios de solidaridad. La tabla Excel es casi un caballito de batalla, porque esto tiene que cerrar, tenemos que aplicar y cortemos donde tenemos que cortar. El ser humano no es un número, no es una pieza, y hay que mirarlo con la integralidad que cada uno de nosotros tiene por ser criaturas de Dios. Un pobre en esta querida Argentina sería un desastre y no es un pobre; y lo mismo con un desocupado. Y del mismo modo tenemos que ver cómo llegamos a tantos desocupados, cómo llegamos a un pueblo con tanta pobreza. Y tendríamos que buscar razones en la debilidad y fragilidad de los principios que nos manejamos. Si en lugar de la verdad tenemos corrupción, si en vez de solidaridad tenemos egoísmo. Los números de la UCA son indiscutibles, tendríamos que aportar desde todos lados para mejorar nuestro pueblo.
-Y parece que la grieta lejos de achicarse se está acrecentado social y económicamente.
-Sí, no sé cómo se mide la grieta, pero existe.

Servi Trinitatis, “cicatriz visible”
El obispo Martín aseguró que al instituto secular Servi Trinitatis en Santa Rosa “no le quitamos la vida propia, pero sí hacia afuera porque no tiene una acción pastoral autorizada, sino al contrario”. Consideró que no estaba en La Pampa “en ese momento” que se conoció el accionar de los curas españoles, pero reconoció que “es una cicatriz visible” de la Iglesia Católica en esta provincia.
El entrevistado recordó que los curas Antonio Martínez Racionero y Ricardo Latorre Cañizáres fueron “liberados de las acusaciones y volvieron a sus diócesis, porque acá no tenemos sacerdotes del Instituto (Servi Trinitatis)”.
“Acá existe una comunidad de consagradas, que son cinco o seis, que al menos de mi parte tienen la prohibición de actuar como Servi Trinitatis. Son personas consagradas, es un instituto reconocido por la Iglesia, hacia adentro los reconozco porque está reconocido diocesanamente, pero de acuerdo a la realidad vivida en esta Diócesis, por prudencia hemos limitado su acción hacia afuera”, resaltó.
Martín detalló que las personas consagradas en este polémico instituto “colaboran pastoralmente en tres comunidades de la Diócesis: en la Catedral, en Fátima y en Toay; pero exclusivamente como colaboradoras y bajo la supervisación de los sacerdotes al frente de la comunidades”.
“No tiene injerencia Servi Trinitatis como instituto, hacen el mismo trabajo que puede hacer un scout para colaborar, o del Movimiento de la Palabra para colaborar en la catequesis. Colaboran en el marco concreto de lo que cada comunidad diocesana en unidad con el obispo permite, y bajo la tutela de los sacerdotes a cargo de las comunidades”, concluyó.

Compartir