“Máximo repudio” por supuesto caso de vejaciones y abuso

VETERINARIAS INVESTIGA GROTESCA "CELEBRACION" Y EVALUA DENUNCIA

(General Pico) – El decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, José María Romero, manifestó ayer que repudian todas las prácticas violentas pero señaló que en comunicación con el presunto perjudicado, éste le negó la violación.
Romero explicó que después de la difusión mediática, de las imágenes y una descripción de la recibida ocurrida en diciembre de 2014, se enteraron del hecho y lograron hablar con el graduado afectado. Habría sido el joven, de quien se preservó la identidad, quien afirmó que en la foto se ve “como” si le fueran a introducir una vara por el ano pero en realidad se trató de una simulación.
El decano explicó que, si bien eso podría cambiar en cierta forma la gravedad del caso, hay que considerar que incluso aparentar una situación de abuso sexual es algo reprobable y afirmó que la facultad tiene el “máximo repudio” por ese tipo de manifestaciones de la violencia. Incluso aseguró que la institución no se limita a formar profesionales que solo sepan trabajar bien, si no que apuntan a tener egresados con un nivel de formación ética y moral para que aporten a la sociedad.
Romero indicó que la Asesoría Legal de la Universidad Nacional de La Pampa tomó intervención en el caso. Se está recabando información y se pidió al medio Infopico.com que aporte las pruebas que pueda tener sobre el hecho, porque se estima que podría haber una filmación sobre lo ocurrido. Si bien dentro de la facultad se piensa en aplicar un sumario a quienes hayan participado y sean parte de la institución, se evaluará cómo accionar desde la Justicia sobre aquellas personas que no formen parte de la casa de estudios.
Romero resaltó que desde 2009 está en vigencia una resolución del Consejo Directivo de la facultad que prohíbe toda aquella práctica de “festejos de egreso” que afecte a la integridad física o moral de las personas.
En cuanto al testimonio del joven presuntamente perjudicado, el decano dijo que hablaron con él pero se aguarda a que haya una comunicación con el área legal. Con su testimonio se espera determinar lo ocurrido y ver de qué forma avanzar.
Por otra parte, el decano indicó que si no hubo un abuso la imagen institucional de la facultad ya se vio afectada. La información fue viralizada y las consecuencias ya se evidencian por la trascendencia nacional.

Tradición.
Una fuente policial indicó ayer que durante los últimos años no recibieron ninguna denuncia por las despedidas de graduados de la Facultad de Ciencias Veterinarias.
Además, este diario se comunicó con algunos egresados de esa institución quienes manifestaron que los festejos son una “tradición” y lamentablemente se naturaliza el someter de alguna manera a quien egresa.
Un profesional, que ingresó en 1998 a la facultad, dijo que en el egreso hay una especie de “ida y vuelta” porque el graduado recibe por parte de sus compañeros lo que él mismo hizo anteriormente a otros egresados. Pero aseguró que nadie puede ser obligado a hacer algo en contra de su voluntad.
Otra graduada, que ingresó en 2002, explicó que hay jóvenes que son golpeados e incluso se enteró de la realización de enemas y de un hombre al que le habían marcado con metal caliente una “V”. Pero indicó que al egreso asisten incluso los familiares y es lamentable que si existiera una situación grave todos miren y nadie intervenga.