Mayoría insuficiente contra la pirotecnia

CONCEJO APROBO VETO EN ACHA

En sesión especial, el Concejo Deliberante terminó imponiendo la aceptación del veto que el Departamento Ejecutivo dictó sobre una normativa tendiente a la prohibición de la tenencia, uso y comercialización de artículos de pirotecnia en esta ciudad.
Para el tratamiento, se formularon cinco dictámenes, correspondiendo el primero a miembros de la bancada oficialista (Unión Vecinalista), que recomendó la aceptación del veto de la intendenta.
Como conclusión de los encuentros previos del concejo en comisión, los concejales Mónica Domínguez, Adriana Benzecry y Gustavo Prieto incorporaron un proyecto de ordenanza, validando aspectos constitucionales y legales que recomiendan la medida adoptada.
Especificaron que hay aspectos que colisionan con la ley nacional 20429, mientras la comuna local está adherida a la ley provincial 1591.
Además afirmaron que la prohibición violenta derechos y libertades de leyes nacionales, como derechos de trabajar, comerciar y ejercer toda industria lícita, dando también lugar a demandas y reclamos legales, como un caso que se encuentra vigente y pendiente de resolución en la Justicia de Neuquén.

Dictámenes.
Al proyecto oficialista se sumaron otros cuatro despachos de minoría, correspondiendo a Andrea Sosa (PJ), Pablo Rosa (PJ), Gustavo Cuello (Frepam), José Luis Domínguez (UVGA), todos para fijar su posición en el recinto y María Laura de Aguirre (Propuesta Federal), que como autora del proyecto original incorporó un adjunto, donde sentenció que en el veto la jefa comunal señaló estar de acuerdo con el espíritu de la ordenanza. Además pidió ratificar la redacción original que aprobaron seis concejales con dos abstenciones.

Debate.
La concejala Benzecry recomendó que antes que prohibir hay que educar. Acentuó que esa medida podría llevar al “mercado negro, mucho más difícil de controlar”.
La edila acentuó que la mano de obra ocupada en esta materia en todo el país alcanza a unas 6.000 personas en la etapa de fabricación, a las que deben añadirse las relacionadas con el transporte, venta y locaciones, que duplican holgadamente esa cantidad.
Esas afirmaciones de Benzecry fueron mencionadas más adelante por María Laura De Aguirre, que retrucó que la industria de referencia incluye otros elementos explosivos. “No quiere decir que van a cerrar la fábrica”, remarcó y luego sentenció la necesidad de definir el futuro para General Acha, ya que dijo contar con informes veterinarios y firmas de vecinos que alientan dejar de utilizar la pirotecnia o “pirotecnia cero”.

Compartir