Mil bidones de agrotóxicos están flotando en Vértiz

Las dos últimas catástrofes en términos ambientales que azotaron la provincia en el último mes parecen haberse combinado en la localidad de Vértiz para crear un verdadero paisaje de espanto: por efecto de las intensas lluvias se inundó un repositorio de bidones de agroquímicos que ahora están flotando a escasos 500 metros de la localidad. Ayer una comisión de la Subsecretaría de Ecología fue convocada para hacer un relevamiento de la situación y constató que hay más de mil bidones de herbicidas y pesticidas diseminados en un campo colapsado de agua, un sitio que a simple vista se observa como una gran laguna.
“Hasta el momento no hemos detectado mortandad de animales. Vinimos a ver qué panorama se presentaba y qué solución se le puede dar. Lo primero que vamos a hacer es recolectar todos los bidones porque no se puede esperar a que baje el agua. Hay bidones de glifosato y de otros agroquímicos. Algunos están vacíos y abiertos, otros están rotos. La peligrosidad de los químicos es variable pero debe actuarse con urgencia porque son más de mil bidones”, aseguró a este diario el subsecretario de Ecología, Fabián Titarelli.
“Es lugar adonde están esparcidos es de difícil acceso. Están en una de las costas de esta gran laguna que se armó a causa de la inundación en medio de un campo”, agregó el funcionario.

Vecino.
Lucas Alcántara, un hombre que hace cinco años vive en Vértiz, fue entrevistado por No-Fi producciones en la zona del desastre. Denunció que “hay patos muertos, animales con diarrea” y que la contaminación “va a llegar a las napas de agua”.
“Va a haber consecuencias con seguridad. Todos esos bidones se lavaron con el agua que ahora está chupando la misma tierra. Hoy en Vértiz le tenemos miedo al agua, rogamos para que no llueva, pero no le tenemos miedo a esta contaminación que va a tardar años en irse”, dijo Alcántara.

Animales muertos.
Días atrás 212 vacunos murieron en un campo ubicado en cercanías de Ingeniero Luiggi, luego de haber bebido agua intoxicada por un herbicida. El desastre se desató cuando una pulverizadora terrestre que realizaba tareas de fumigación descargó en un tanque australiano un herbicida llamado Paraquat. El tanque también abastecía a los bebederos del establecimiento “San Marcos”, propiedad de la familia Franchetto. Los animales tomaran agua contaminada y mueran intoxicados. Las pérdidas, estimaron los dueños de los vacunos, rondan en una suma cercana a los dos millones de pesos.

Inundaciones.
Hace diez días el gobernador Carlos Verna y el ministro de la Producción Ricardo Moralejo le pusieron número a las inundaciones que afectaron a la provincia en el mes de octubre: en La Pampa fueron afectadas 300.000 hectáreas lo que significó pérdidas por 1400 millones de pesos según el monto estimado por el gobierno provincial.
Para paliar la situación, el mandatario provincial anunció la implementación de una nutrida agenda de créditos para auxiliar a los productores agropecuarios damnificados. “Se pondrán a disposición 30 millones de pesos a tasa subsidiada. El Estado Nacional subsidiará 6 puntos, los mismos que el Estado provincial, y el Banco alrededor de dos, o sea que estamos hablando de un tasa subsidiada con 14 puntos”, indicó.

Compartir