Militantes estudiantiles protestarán por Portezuelo

LA ADELA: ESTUDIANTES RIONEGRINOS ORGANIZARON ABRAZO AL RIO COLORADO

Las comunidades de La Adela (La Pampa) y Río Colorado (Río Negro) realizarán el sábado un abrazo simbólico al río Colorado. La actividad, organizada por un grupo ecológico del Centro de Educación Media 3 (CEM 3) de la ciudad rionegrina representa una protesta por la construcción del complejo hidroeléctrico Portezuelo del Viento por parte de la provincia de Mendoza que, aseguran, perjudicará el medio ambiente local.
El portal “Noti Río” dio cuenta de la protesta estudiantil. Allí señalan que alumnos y alumnas del CEM 3, lanzaron una “invitación a las comunidades de Río Colorado y La Adela para el sábado a las 18 a dar un abrazo simbólico al río”.
“Nos reuniremos entre el puente viejo y el nuevo (al costado del hospital), junto a La Adela. Este abrazo simbólico al río es para solicitar cuidados sobre la cuenca del río Colorado, que se verá perjudicada por la construcción de una represa que nos disminuirá el caudal. ¡Necesitamos el apoyo de la sociedad!”, pidieron.

Portezuelo del Viento.
El proyecto hidroeléctrico de Portezuelo del Viento contempla la construcción de una gran represa sobre el río Grande en el paraje homónimo, ubicado en la zona de la ciudad de Malargüe. La represa alimentará una central hidroeléctrica de gran potencia y, según otro proyecto mendocino, abastecerá la toma del futuro trasvase de caudales desde ese río al río Atuel.
Es un proyecto de larga data en el que Mendoza avanza a paso lento pero firme. La novedad más reciente fue la gestión realizada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ante inversores chinos, que se comprometieron a financiar la obra.
El río Grande es el principal afluente del río Colorado. Este hace de límite entre las provincias de Mendoza y Neuquén; luego escurre entre La Pampa y Río Negro, también delimitando ambas provincias, para luego pasar por la provincia de Buenos Aires y desembocar en el Océano Atlántico.

Bajísimo caudal.
A principios de julio el diario “Río Negro” reveló que el río Colorado, aguas abajo del dique Casa de Piedra, corre solo al 10% de su cauce normal, uno de los problemas a enfrentar y que Portezuelo agravaría sensiblemente. El informe advierte preocupación en las poblaciones ribereñas por la notable salinización que se nota hasta en el agua potable, y en cuestiones de sanidad animal porque el cruce se puede hacer a pié.
El estudio recordó que las constantes bajantes del agua del río Colorado llevan una década, y el proceso, agravado con el paso del tiempo, moviliza ya a los regantes de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, quienes utilizan y consumen el líquido.
Este fenómeno castiga a todas las poblaciones ribereñas que ven cómo aumenta la salinidad, ya evidente, pues sobresale en el sabor al beber el agua potable. Las bajantes también afectan la generación de energía en el dique Salto Andersen, que hace años sólo puede generar pocos meses cada temporada. Esto tiene consecuencias económicas, ya que la central hidroeléctrica se hizo previendo una rentabilidad de 103 dólares por MW/h, y ese valor iba permitir pagar en diez años la totalidad de las inversiones, el financiamiento obtenido para la construcción y los gastos operativos. La baja tasa de generación demora más tiempo de lo previsto la amortización del gasto.
Otra de las aristas negativas de esta realidad hídrica fue alertada por productores quienes temen por la sanidad animal. Desde el sector ganadero advierten que el poco caudal permite que se pueda transitar de una provincia a otra animales en pie, lo que entorpece la barrera sanitaria.