Muchas preguntas y pocas respuestas

(Catriló) – El intendente asistió a la sesión pero no se refirió a las supuestas irregularidades que pesan sobre su gestión. Solo hizo mención a los temas que estaban en la orden del día. No se permitió la repregunta.
La última sesión del Concejo Deliberante de Catriló no fue una más: estuvo cargada de incertidumbre por lo que podía ocurrir, después de las sospechas que se habían suscitado cuando el bloque opositor pidió la presencia del intendente para explicar algunas irregularidades de los primeros balances de su gestión.
Lo curioso fue que hasta el recinto, donde no entran más de 20 personas, se acercaron el mandatario municipal, Eduardo García (PJ), junto a los concejales de su partido, un grupo de colaboradores y asesores. En total, eran más de 200 personas, de las cuales el 90 por ciento pertenecía al oficialismo. También se hicieron presentes efectivos policiales para evitar posibles enfrentamientos.
Una vez comenzada la sesión, la actitud del mandatario -quien supuestamente iba a dar respuesta sobre las supuestas irregularidades- no fue la esperada por los vecinos. Solamente, y ante el pedido de su “compañero” partidario, el presidente del CD, Mario Motzo, el intendente contestó lo que figuraba en la orden del día, que eran cuatro puntos.

Temas.
Los temas tratados fueron respondidos por el intendente o por el contador de la municipalidad, Hugo Abalo, quienes por lo general respondían leyendo los escritos que poseían y pocas veces dejaron repreguntar a la oposición. La más enérgica al momento de inquirir fue la concejala Karina Scholler, de la Junta Vecinal.
El primer punto tratado fue el supuesto pago a la municipalidad de adelantos de guías por hacienda. Scholler dijo que en caso de ser afirmativo quería saber a que rubro se destinó el importe. La respuesta fue que no se había pedido ningún adelanto.
El segundo tema estuvo referido al estado de reglamentación de la guía cerealera. Sobre este punto se contestó que ya el ejecutivo tenía la resolución armada. Pero la edila vecinalista aclaró que el Concejo Deliberante aún no tenía el escrito donde se daba cuenta de cómo se había implementando.

Empleados.
El tercer punto estuvo dedicado a la cantidad de personas que ingresaron a planta permanente y los contratados. Al respecto, Eduardo García aclaró que esa cifra era nula, ya que no se había registrado ninguna incorporación.
La respuesta planteó más dudas porque en la gestión anterior figuraban 67 empleados y ahora son 73. En cuanto a los contratados el oficialismo dijo que son alrededor de “tres o cuatro más”. Nuevamente la oposición quedó insatisfecha porque, según afirma, son varias las personas que revisten esa condición.
El cuarto tema tratado fue el pago de sueldos de todo el personal municipal. La pregunta fue si se realiza con rentas generales o con otros servicios. La contestación oficial fue que en general se efectúa con recaudación y también con parte de la coparticipación.

Etica.
Finalmente, la edila Scholler hizo mención a la ley nacional 25.188, de Etica Pública. “Si no la conocen deberían leerla”, dijo en alusión a la esposa del intendente, Rosana del Monte, que fue nombrada como titular de la Dirección de Cultura, Educación y Deporte de la municipalidad.
Los concejales opositores dijeron a LA ARENA que tanto ellos como los vecinos esperaban mayor claridad en las respuestas del oficialismo. “Fue una reunión donde había temas bastantes sencillos de tratar, solamente queríamos interiorizarnos un poco más en algunos temas, pero parece que contradecir o buscar claridad ofende”, manifestaron.