Müller dice que la situación social “se va complicando”

ALPACHIRI MEJORO LA RECAUDACION PERO AUN "NO SE AUTOABASTECE"

El intendente de Alpachiri, Rubén Müller, reveló que la situación social se está deteriorando. A través de las redes que integra el municipio y la demanda a las puertas de la comuna, se nota una mayor problemática en algunos sectores.
El jefe comunal contó además que aún en este marco, la comuna ha mejorado su recaudación aunque todavía no alcanza “para autoabastecerse”, se refirió al déficit habitacional y mencionó algunos planes de obras que espera poder ejecutar pronto.
“De a poco se va complicando”, sentenció sobre el agravamiento de la situación social y reveló que “la gente pide ayuda y con nuestro sistema de trabajo hemos detectado algunos chicos que no comen bien y estamos preocupados y ocupados en eso”.
Müller indicó que “en una comunidad chica como la nuestra no se nos puede escapar” una situación de ese tenor y respondió que se han organizado “en dos mesas, tipo consejo consultivo, donde están incluidos todos los sectores, instituciones oficiales y privadas e insertos en todos los sitios donde especialmente concurren los chicos de manera que podemos detectar todo tipo de problemas”.
A través de esta amplia red “hemos podido estar encima de los problemas que van surgiendo pero también podemos asegurar que en estos casi nueve meses vemos que los casos vienen subiendo”. Opinó que “puede deberse a la situación económica del país que se deteriora, porque también hay problemas habitacionales”. En tal sentido expresó que esperan ansiosos la reanudación de las obras de las viviendas que están paradas.
Estimó que “para solucionar el problema”, Alpachiri necesita “unas 50 casas”. En poco más de seis meses se estarán entregando las 17 que estaban inconclusas y a eso se suman “seis que están casi listas, otras cuatro que ya tienen empresa constructora más una PyM que estamos haciendo nosotros”. El pedido que ya han elevado al IPAV es “de 25 viviendas más”, informó.
El intendente contó que también hay gente que se dirige directamente a la comuna, con algunas necesidades, incluso pidiendo trabajo. “En esos casos tratamos de hacer alguna gestión con el sector privado y ofrecer también alguna tarea temporaria”.

Recaudación.
El mandatario se mostró satisfecho “y a la vez agradecido con los frentistas porque desde el principio nos vienen acompañando y ha mejorado mucho la recaudación”, aunque sin embargo, confesó “todavía no estamos para autoabastecernos y hemos tenido que acudir a alguna ayuda de Asuntos Municipales, que siempre está”. Los mayores problemas están “en un parque de maquinarias muy viejo, que necesita renovarse y que cuesta mantener”.
Indicó además que han podido “mantener bastante bien los caminos”, aún con algunos problemas extras que causó el agua hace unos meses y máquinas que no son las más aptas.
Respondió que “pronto” la cooperativa textil estará trabajando una vez terminadas las obras de adecuación del local municipal donde se instaló y anunció que han llegado a un acuerdo con la Escuela Agrotécnica y en ese sitio comenzará a funcionar pronto una planta de faenamiento de animales.
Recordó también que en pocos días más estará lista la plataforma que en el parque recreativo permitirá el montaje de la cancha de césped sintético.

Planes.
Esperando mejoras en las condiciones económicas, Müller reveló que la prioridad “es el riego asfáltico, las calles están deterioradas y lo necesitan urgente”, e informó que también está en los planes “la mejora de la calle que va a la Agrotécnica, que con lluvia se rompe mucho”. A pesar de algunos ahorros “todavía no tenemos los montos necesarios, que son muy importantes”, para esas y otras obras pendientes.
Por último, el intendente aseguró que las obras de ampliación del edificio comunal “llevarán todavía un tiempo antes de estar listas”. Van por ahora “al ritmo que los constructores, pero también dependen de los fondos disponibles en la comuna y además luego hará falta el amoblamiento y equipamiento”.