Municipio embolsó más de 133 mil pesos en un remate

(Winifreda) – La Municipalidad de Winifreda recaudó poco más de 133 mil pesos en el remate público de bienes, vehículos, muebles y herramientas de su propiedad en desuso. La subasta por cuenta y orden de la comuna se llevó adelante el pasado 10 de mayo y estuvo a cargo del martillero Claudio Ferrero.
Mediante este sistema, el municipio logró vender la mayoría de los 55 lotes puestos a consideración de los oferentes provenientes de varias localidades pampeanas. Entre los vehículos oficiales, el único que no se vendió fue el colectivo Scania, modelo 1993, el cual salió a la venta con una base de 150 mil pesos establecida por ordenanza municipal.
Ese micro tiene todos los asientos, se encuentra en muy buenas condiciones mecánicas, de carrocería y este año dejó de transitar por las rutas provinciales y nacionales porque superó los 20 años de antigüedad. Hubo un par de interesados en comprar esa unidad a un importe menor y dejaron sus ofertas en sobre cerrado. Según trascendidos habrían ofertado entre 100 mil y 130 mil pesos.
“Los lotes de chatarras se vendieron dentro de un precio razonable, las tranqueras si bien estaban un poco deterioradas una esperaba un monto mejor, en cambio las casillas no esperábamos que se vendieran tan bien al igual que una palita cargadora”, evaluó la intendenta local, Marta Berg, quien estuvo presenciando el remate junto a varios de sus funcionarios. “Lamentablemente no hemos podido vender el colectivo. El martillero nos va a acercar las propuestas que le hicieron llegar a sobre cerrado. Las vamos a evaluar y mandar al Concejo Deliberante. La idea es poder venderlo para comprar un vehículo similar o más chico”, indicó la jefa comunal.

Recaudación.
Consultada sobre cuánto dinero embolsó el municipio por el remate respondió que la recaudación ascendió a 133.170 pesos. A dicho importe hay que descontarle los gastos de publicidad, seguridad, baños químicos y seguros.
A su juicio, “es un buen dinero que queda para las arcas municipales y pensamos usarlo para renovar el parque automotor. Queremos comprar otra motoniveladora, tenemos algunas ofertas de máquinas nuevas y usadas hechas por empresas pampeanas”.
“La idea es conversar con esas firmas comerciales para ver si nos ofrecen algún financiamiento. Haríamos una entrega y el resto en cuotas. No quiero gestionar un leasing por la experiencia que hemos tenido cuando compramos el camión. Lo terminamos pagando con recursos propios porque el leasing no salió por un trámite trabado en Nación y no quisiera pasar por esa misma situación”, apuntó Berg en referencia a un rodado cero kilómetro marca Iveco para el servicio de riego el cual se encuentra en Alta Italia donde le están colocando un tanque de 10.000 litros de agua.