Municipio sumaría empleados

ANALIZAN PASE A PLANTA PERMANENTE DE 15 OBREROS

(General Acha/Agencia)
La decisión del gobierno municipal debería plasmarse en el Presupuesto, que además contemplaría un mejoramiento para operarios que revistan como jornaleros, admitieron dirigente gremiales.
La municipalidad de esta ciudad estaría próxima a suscribir el pase a planta permanente de 15 obreros, que en sucesivas etapas como jornaleros, adquirieron la condición de contratados. La novedad fue revelada ante esta corresponsalía por Rubén Darío Miranda Roldán y Víctor Hugo Ramírez, delegados del sindicato Unión Personal Civil de la Nación (UPCN).
Dijeron que en un encuentro con la intendenta, María Julia Arrarás, trataron el viernes temas relacionados con los contratos de operarios que prestan servicios en la municipalidad en carácter de jornaleros.
Dedujeron que existen tratativas desde el Departamento Ejecutivo, que alientan la posibilidad de mejoramiento en torno a una mayor estabilidad laboral de esos trabajadores.
“Los números no los tenemos demasiado claros, porque habíamos pedido una cierta cantidad de personas, pero hasta que no nos conteste la intendenta, no podemos dar una respuesta al respecto”, dijo Miranda. Por lo tanto, sería prematuro dar algún número de los jornaleros, que puedan adquirir la modalidad de contratados.
Durante la charla, Ramírez aclaró que el gobierno municipal debe introducir las normas correspondientes en el Presupuesto del corriente año, contemplando el dinero disponible para hacer lugar a lo peticionado o una parte de ello.

Etapas.
La UPCN estuvo al frente de negociaciones y reclamos que desde noviembre de 2013 llegaron a acuerdos que paulatinamente se han venido cumpliendo desde el gobierno municipal. Se han incorporado como contratados 15 empleados en total, que ahora podrán pasar a la planta permanente, destacó Miranda Roldán.
“En total pueden quedar 45 o cincuenta trabajadores”, que prestan servicios como jornaleros. “Si el Presupuesto se aprueba, se harían los nuevos contratados a partir de marzo”, sostuvo el sindicalista.
Víctor Hugo Ramírez también fue portador de una buena nueva para los empleados municipales. Dijo que “se hizo la recategorización automática, aprobada tiempo atrás y que significa que cada tres años de antigüedad, se mejore una categoría para los empleados”.
En consecuencia, la mejora debe regir a partir del presente ejercicio, aunque se limita únicamente a los agentes que revistan en la planta permanente municipal.

Despedido.
Rubén Darío Miranda Roldán explicó que durante la audiencia con la jefa comunal, la delegación sindical también conversó acerca de la situación de un obrero, que fue despedido de la planta comunal, por haber acumulado numerosas inasistencias injustificadas.
“Hubo un pedido para su reincorporación, pero no hay marcha atrás”, sentenció el gremialista, por haberse enterado de que se agotaron las instancias de negociación, ante un expediente que giraría en torno a una falta de conducta por parte del trabajador. El aludido habría acumulado más de tres meses sin concurrir ni certificar su ausentismo.
Miranda rechazó que la medida de la patronal pueda estar relacionada con un hecho de discriminación o persecución laboral. “Siempre estuvimos a la par del trabajador, hablamos con él”, subrayó.
Como en la defensa se había aludido a que el agente municipal, ahora desocupado, transcurría un tratamiento por adicción al alcohol, los delegados de la UPCN señalaron que “hay una figura por largo tratamiento, pero él no la cumplía. Llegó a estar tres meses y cinco días sin justificar su inasistencia”, remarcaron.