Murió un camionero

(General Acha) – Un siniestro de tránsito cobró la vida de un camionero que marchaba al mando de un vehículo con semirremolque con una carga de caños petroleros por la ruta nacional 152, cerca de esta ciudad, y viajaba en dirección al sur del país. La víctima fatal fue reconocida como Pedro Cervino, de 73 años de edad, oriundo de la ciudad bonaerense de Bragado y se inscribe como la víctima fatal 52 en lo que va del año en accidentes viales en calles y rutas de nuestra provincia.
El vuelco se produjo alrededor de las 5.30, cuando las condiciones climáticas presentaban una lluvia intermitente, que en General Acha acumuló unos 20 milímetros, solamente durante la noche de ayer.
Conforme a las observaciones en el lugar, los rastros del equipo dejan entrever que el vehículo se habría desplazado del camino principal hacia su derecha. A muy pocos metros, el conductor habría realizado una maniobra tratando de retomar el tránsito por la vía normal, pero atravesó la ruta y en un fango por la acumulación de humedad, terminó volcando en la banquina izquierda y sobre el costado del volante de la unidad tractora.
El hombre habría perecido en el acto como consecuencia de fuertes golpes dentro del mismo habitáculo del camión.

Auxilios.
No se descarta que la novedad habría demorado para llegar a conocimiento de las fuerzas de seguridad, teniendo en cuenta el horario del siniestro, generalmente con escaso tránsito y más aún por las condiciones climáticas, con lluvia. El hombre pudo haberse adormecido.
Sin embargo se conoció que las patrullas policiales, equipos y personal de Bomberos Voluntarios se establecieron cerca de las 6 en el lugar del hecho, situado a la altura del kilómetro 38 de la ruta nacional 152, a menos de 10 kilómetros al oeste de nuestra ciudad.

Fatal.
El estado del camión y su carga, permitieron determinar que en el interior del habitáculo se hallaba una persona sin vida. En consecuencia, los bomberos tuvieron que trabajar largamente para rescatar el cuerpo, estimándose una labor de aproximadamente cuatro horas.
Los servidores públicos debieron extraer la puerta del acompañante y operar con un expansor para mecánica pesada para acceder al lugar del cuerpo, que luego fue derivado para la autopsia correspondiente hasta la morgue judicial, que funciona como anexo en el establecimiento asistencial Padre Angel Buodo de esta ciudad.
Aunque no se pudieron establecer detalles con precisión, el camión, un Fiat Iveco -patente JRM-857- que arrastraba un semirremolque -patente MMS-129- procedería desde el interior de la provincia de Buenos Aires y marchaba con destino al sur del país con un cargamento de elementos conocidos vulgarmente como caños petroleros.
Los objetos eran de distintas medidas, quedando la mayoría de ellos diseminados alrededor del vehículo de transporte, que también sufrió una serie de averías en su carrocería y chasis.

Compartir