Murió en Pico el hombre golpeado en un asalto

Un hombre de 73 años, identificado como Hermo Prenner, murió ayer en el hospital Centeno, donde se encontraba internado desde julio, después de que sufriera una feroz golpiza durante un asalto en su vivienda.
Una fuente sanitaria confirmó que durante los meses de internación se trató de recuperarlo pero la tarea fue en vano. Prenner, de nacionalidad húngara, vivía en una humilde casa ubicada en la esquina de las calles 25 y 104, del barrio El Molino.
En la madrugada del 24 de julio, dos personas ingresaron a su vivienda después de romper una reja. En el interior se encontraron con la víctima a la que habrían golpeado en varias oportunidades en la cara, y luego huyeron.
Por la mañana, un sobrino se acercó hasta el lugar y encontró a su tío tirado al lado de la cama en estado de semiinconsciencia. De inmediato actuaron los efectivos de la Comisaría Segunda y el servicio de emergencias médicas que trasladó al herido al hospital.
Los médicos en el examen del paciente determinaron el estado comatoso “no respondiendo a ninguna orden verbal”. Prenner fue sometido a una tomografía, se le detectaron dos hematomas y se lo trasladó a la sala de terapia intensiva con asistencia mecánica.
Pocas horas después del asalto, los uniformados, junto a integrantes de la Brigada de Investigaciones y de Criminalística efectuaron dos allanamientos, uno en el barrio Don Bosco y otro en El Molino, en el que detuvieron a dos personas mayores, ambas con antecedentes en daños contra la propiedad. Estuvieron detenidas y fueron liberadas por “falta de méritos”, según una fuente policial.