Nadie quiere hacerse cargo del sepelio de Arquímedes Puccio

(General Pico/Agencia)
Arquímedes Rafael Puccio, de 84 años, falleció en la madrugada del viernes pero hasta ayer nadie había reclamado sus restos. Una fuente confiable indicó que el cuerpo del hombre condenado por cuatro secuestros y tres homicidios en la década del ’80, permanecía hasta ayer en la morgue.
Según un trascendido una de las personas contactada fue una sobrina de Puccio, que reside en Buenos Aires, pero la mujer no quiso responsabilizarse del sepelio.
La muerte de Puccio ocurrió antes de las 4.35, cuando confirmó la policía que fueron convocados, en una vivienda de calle 4 entre 27 y 29. En ese domicilio vivió durante los últimos años de su vida el hombre que permaneció preso por más de dos décadas y siempre aseguró que era inocente.
La muerte fue debido a una enfermedad que sufría el octogenario. Una fuente médica, que le brindó atención ante una emergencia, indicó que hace aproximadamente un mes Puccio sufrió una descompostura. De acuerdo a los primeros síntomas había sido diagnosticado como un accidente cerebro vascular. Pero con la internación y estudios posteriores se determinó que tenía un tumor cerebral. Si nadie reclama el cuerpo la municipalidad local deberá responsabilizarse de la inhumación.