Niño falleció ahogado en un tanque de agua

TRAGEDIA EN ZONA RURAL

Un pequeño de tres años perdió la vida luego de caer en un el interior de un tanque de agua situado en un predio rural ubicado entre las localidades de Ataliva Roca y Doblas.
El lamentable suceso, pese a haber ocurrido en una zona distante, generó una instancia judicial que corresponde a la tercera jurisdicción, con asiento en General Acha. El trámite lo inició el Ministerio Público Fiscal a cargo del fiscal Juan Bautista Méndez, según pudo conocer esta corresponsalía.
El incidente que cobró la vida de Angel Guerrero Schuwemer, se habría producido en circunstancias que el menor se encontraba de visita junto a su madre en el predio rural denominado “El abuelo”, propiedad de la firma Gutiérrez, y donde su padre, Raúl Guerrero, trabaja como encargado.
Las informaciones recabadas en la jornada de ayer, dieron cuenta que poco antes de la tres de la tarde del viernes, el niño se encontraría jugando cerca del tanque -construido con premoldeados de cemento, ubicado a unos 20 metros de la casa-, al que luego se precipitó sin poder reponerse, sufriendo un principio de asfixia por al agua.
Asistido por sus familiares, fue trasladado al hospital de Doblas, donde se recomendó su derivación hacia el centro asistencial Lucio Molas. Aunque se le proporcionaron los auxilios durante el viaje, el menor habría perecido antes de llegar al nosocomio santarroseño.

Actuaciones.
Una vez certificado el fallecimiento del niño, se iniciaron las actuaciones desde la Seccional 2 de Santa Rosa, que dio curso a la dependencia de Ataliva Roca, a cargo del oficial Fernández, quien hizo el traslado a la Comisaría de General Acha al mando del comisario Mauricio Navarro y la Unidad Regional Tercera. La dependencia de Ataliva Roca forma parte de las subordinadas de la comisaría achense, con la coordinación general de la UR-III.
El cuerpo del pequeño fue velado en Doblas y sus restos sepultados ayer en el cementerio de esa localidad.

Compartir