“No hay que alimentar la división”

(Macachín/Corresponsal)
El jefe comunal Jorge Cabak opinó de la actualidad partidaria. Reclamó “una autocrítica firme” y espacio para los nuevos dirigentes para poder parir “un proyecto de gobierno integral”.
El intendente de Macachín, Jorge Luis Cabak, habló con este diario sobre la reorganización del Partido Justicialista y fijó una posición contemporizadora.”En el peronismo no podemos seguir alimentando los fantasmas de la división, porque no sólo daña la imagen social de la construcción partidaria, sino que genera demasiadas desconfianzas entre ‘compañeros’ y hace que el diálogo se enrarezca en perjuicio de los intereses comunes que tenemos de un proyecto de provincia”, disparó.
Pidió tener la calma suficiente para fijar tiempos. “Hay quienes están especialmente preocupados por conocer los nombres de posibles y potenciales candidatos, en lo personal entiendo que debemos concentrarnos en aportar a un proyecto de gobierno integral, conociendo territorialmente las diferentes zonas que integran los departamentos y las microregiones productivas”, opinó.
Cabak sostuvo que la visión estratégica será clave para los meses venideros. “Quien no logre interpretar que La Pampa necesita y merece que los dirigentes nos concentremos en propiciar políticas de Estado de largo aliento, no puede aspirar a espacios de responsabilidad, ni en el partido ni en el gobierno”, dijo.
“A veces parece que para muchos la profesionalización de la política fuese una simple declamación. No se puede enunciar lo que se debe hacer y actuar con los vicios que la sociedad repudia y que, de hecho, nos llevan al estancamiento. Cada uno de los militantes, de los dirigentes, nos debemos una autocrítica firme, porque no podemos permitir que se enrarezca la atmósfera para quienes vienen con ilusión y con fuerza de participación”, añadió el jefe comunal.

Nuevos protagonistas.
Cabak, como lo viene haciendo desde hace algún tiempo, pide pista para un recambio dentro del PJ. “Creo que el desafío mayor es abrir el juego a quienes sientan su ‘despertar político’ sin hablar de edades, porque está muy bien que prosperen los dirigentes jóvenes, pero también es imprescindible persuadir a aquellas personas con capacidades demostradas y concretas que necesita el Estado, desde la política, para seguir pensando en el desarrollo; y aquí debemos hablar de nuevos dirigentes, sin importar que tengan veinte, cuarenta o sesenta años”, afirmó.
El mandatario municipal pidió que los dirigentes contemplen las realidades de quienes gestionan en los pueblos. “También me gustaría hacer una reflexión breve acerca del papel de los intendentes, porque a veces no coincido con algunas interpretaciones libres de las tareas que nos tocan”, indicó.
“Es verdad que dentro de la política partidaria algunos integramos la línea Compromiso Peronista y otros no, cosa que puede acercarnos o apartarnos, de acuerdo a la perspectivas de cada uno, del trabajo que viene haciendo la Provincia, pero tenemos dos actividades muy claras y no una, como intendentes nos debemos al pueblo, y como dirigentes elegimos una línea partidaria y, por supuesto, respetamos institucionalmente al partido que la contiene”, sostuvo.
“Esto no es una justa deportiva, la aspiración como dirigente es que lleguemos a las próximas elecciones lo más unidos posible y que el peronismo vuelva a ser quien conduzca el destino de la provincia y de la mayor cantidad de los distritos, pero como intendente debo ocuparme del pueblo que me eligió para que lo gobierne, y cuanto más clara esté la diferencia, mayor será la calidad institucional que podamos ofrecerles a los ciudadanos, y ese es nuestro deber de gestión”, agregó.

Realidades locales.
Cabak les pidió a los dirigentes provinciales del Partido Justicialista no incidir en las opiniones de los referentes locales. “Está bien que se expresen las aspiraciones personales en un ámbito de discusión política, pero esas aspiraciones deben tener dos anclajes muy importantes, en principio deben estar contenidas en un proyecto que las nutra y, además, no pueden estar reñidas con los intereses de la gente ni con la representatividad partidaria”, explicó.
“Es justamente un momento en el que los dirigentes que representamos a las distintas localidades y territorios debemos empezar a trabajar y analizar las realidades regionales desde un lugar que no tenga ‘fiscalizaciones’, para evitar, justamente, que cualquier suspicacia o especulación pueda frustrar un proyecto”, concluyó el intendente Cabak.