“Nos sentimos realizados”

DESAFIO ECO: LA EPET 2 DE G. PICO CONSIGUIO EL SEGUNDO PUESTO

Fabio Fernández, el docente que estuvo a cargo del grupo de alumnos de la Escuela Provincial de Educación Técnica II (EPET II) de esta ciudad, que terminó en el segundo puesto en la prueba de autos eléctricos que se disputó el domingo en el autódromo de Rafaela, destacó el trabajo en equipo y la dedicación que tuvieron los adolescentes para con este proyecto. Además destacó el compañerismo y la buena relación que establecieron con el equipo santarroseño que participó de este inicio del Campeonato Argentino de Autos Ecológicos, conocido con Desafío Eco.
“Uno se siente realizado porque ve que se armó un grupo de trabajo que pudo cumplir con cada cosa que se planteó, y se llegó a un buen objetivo”, dijo Fernández, quien en el establecimiento educativo piquense, está a cargo del espacio Prácticas Profesionalizantes.
El auto construido por los alumnos de la ENET II, marcó el mejor registro en la clasificación, y en la competencia, que tuvo una duración de dos horas, marcó el récord de vuelta y terminó tercero en pista. Sin embargo, por la desclasificación del ganador, escaló al segundo lugar.
Esta primera fecha había sido programada para inicios de mes en un circuito trazado en el barrio porteño de Palermo, sin embargo la lluvia caída en la Capital Federal, obligó a que se suspendiera.
En el circuito de Rafaela, se inscribieron 82 autos, de los cuales 72 tomaron parte de la prueba final. El docente a cargo del grupo de estudiantes piquenses, destacó que el auto que presentaron fue el único que contó con un sistema de frenos flotantes, el cual fue fabricado por los mismos alumnos. Además subrayó que el hecho de haber logrado poner el auto en pista, y todos los trabajos que se realizaron, como bajarle el peso en cinco kilos, ya significó un triunfo para el equipo.

Respeto y compañerismo.
En esta prueba que se desarrolló el domingo en la provincia de Santa Fe, participaron los autos construidos por estudiantes de escuelas técnicas de todo el país, y también fue de la partida un equipo uruguayo, que participó en calidad de invitado.
Fernández además rescató el compañerismo y la buena convivencia que se generó con los integrantes del equipo de la EPET I de la ciudad de Santa Rosa, y destacó que la relación fue muy buena y se estuvo lejos de alimentar la vieja antinomia entre la capital provincial y la ciudad norteña.
“Rescato el trabajo con nuestros pares de Santa Rosa, con quienes hubo mucho compañerismo, e intercambio de herramientas y de datos, y para nosotros fue una sensación fea que ellos quedaran afuera de la carrera. A veces se plantea la antigua antinomia, pero se estuvo lejos de eso, y los chicos establecieron una amistad muy linda y compartieron muchas cosas juntos”, dijo el docente.
El auto de la EPET I, por una falla en la batería no logró completar la prueba, y terminó en el puesto 50 en la clasificación final.
El coordinador de este grupo de adolescentes, además se encargó de resaltar, que más allá de haberse tratado de una competencia de autos eléctricos, no debe perderse el carácter educativo de este proyecto, puesto que los alumnos incorporaron muchos conocimientos en los aspectos referidos a la construcción del rodado, y también lograron fortalecer el trabajo en equipo.
Uno de los condimentos que tuvo la prueba en la cual el auto piquense terminó en el segundo puesto, fue el cambio de piloto obligado. A los 45 minutos de carrera, Ignacio Rodríguez, que hizo su primera experiencia sobre un auto de competición, se bajó de la butaca para darle el lugar a Lautaro Ruiz. El cambio tardó sólo nueve segundos, y fue aplaudido por los otros equipos, debido a su rapidez y eficacia.

Compromiso juvenil.
El director del establecimiento educativo piquense, Daniel Horts, indicó que es importante resaltar como “una propuesta que para los chicos resultó interesante, lograron plegarse a esto”.
“De los jóvenes miramos siempre lo negativo, pero estas cosas nos demuestran que los adultos tenemos que proponerles más cosas interesantes y nos pueden llegar a sorprender. Noto cómo han logrado participar, comprometerse, cumplir y trabajar en equipo, algo que cuesta muchísimo”, dijo.
Por último, el directivo señaló que este segundo puesto en una prueba nacional de autos ecológicos, los alumnos piquenses lo lograron a partir de la “dedicación y el esfuerzo” que le pusieron a este proyecto.
Además de los pilotos, el equipo que coordinó Fabio Fernández también estuvo integrado por Francisco Vargas, Iván Juricich, Ramiro Pansa, Julián Novillo y Oscar Giovanettone, quienes deberán trabajar ahora en la reparación de la trompa de fibra de vidrio que se rompió en el regreso a esta ciudad, de cara a la doble fecha que se desarrollará el 29 y 30 de noviembre en el trazado de Concordia.