Nueva marcha en 25 de Mayo

Los familiares esperan las pericias que se van a realizar sobre los dos vehículos del sospechado y los resultados de las Cámara Gesell a los pequeños. En tanto, se conocen nuevos testimonios sobre la situación en el jardín.
Más de 2.000 personas volvieron a manifestarse ayer por las calles de 25 de Mayo en reclamo de justicia en el marco de la investigación contra supuestos abusos a niños del jardín de infantes en el que está sospechado un profesor de Educación Física. Según informó la página Catriel Online, los familiares esperan los resultados de las pericias, que llegaran a la Justicia esta semana, para convocar a una nueva protesta.
La tercera marcha, impulsada por los abuelos de las víctimas, se desarrolló con tranquilidad y contó con el apoyo de gente a pie y en vehículos. Los manifestantes se concentraron a las 16 frente a la fiscalía y recorrieron las calles céntricas de la ciudad, finalizando en el mismo lugar a las 17.30. Los familiares decidieron esperar unos días para una realizar otra "Marcha de la justicia", como se la ha denominado. "Vamos a esperar las novedades de la causa para continuar con las marchas. Queremos que también estén los papás, que están siguiendo todo lo que pasa en la causa", dijo uno de los abuelos a cargo de la organización. La nueva convocatoria sería para el próximo domingo.
El sábado, la División Criminalística de la Policía realizó pericias en dos autos del principal acusado. Se buscan rastros o huellas genéticas de los niños que, según la denuncia, habría trasladado hasta una quinta de su propiedad, sitio que habría sido el escenario de los delitos. También está detenida la maestra de la salita. Además, se espera en esta semana la entrega del informe de las profesionales que tomaron declaración a los niños en Cámara Gesell.

Nuevo testimonio.
La investigación judicial por los casos de abusos denunciados en un jardín de infantes de 25 de Mayo continúa y en las últimas horas se conoció un nuevo testimonio que despegó a los detenidos de la causa, al afirmar que nunca vio "nada raro" y que su hija no manifestó ningún signo de abuso.
De acuerdo a lo que informaron fuentes de tribunales, la madre de una niña que el año pasado concurrió al jardín señaló que su hija "no manifestó ningún signo de haber sido abusada" y agregó que "hasta ahora no ha dicho nada". La mujer trabajó hace años con el acusado en otro establecimiento público.
Además, declaró que le mostró fotos del profesor acusado a su hija y ella respondió que "no lo conoce" y calificó al hombre que hoy está detenido, como principal imputado, como "una muy buena persona" igual que la maestra jardinera que también está detenida. "No tengo nada que decir de ella; siempre fue una maestra presente".
Por último, en sintonía con otros 13 testimonios que despegaron a los imputados del caso y no confirmaron ninguna de las imputaciones, la madre indicó: "Nunca noté nada raro" al advertir que en varias oportunidades fue al establecimiento escolar en horario de clase.