Nuevo Juzgado de Faltas ya recibió 400 causas

REPARTICION FUNCIONA DESDE HACE 20 DIAS EN GENERAL PICO

El magistrado Maximiliano Boga Doyhenard explicó que se reunió con autoridades municipales y policiales para diseñar políticas de trabajo. En cuanto al tránsito, indicó que se abocará a las faltas contra el personal que realiza los controles vehiculares.
El flamante Juzgado de Faltas, que tiene como titular a Maximiliano Boga Doyhenard y que fue puesto en funcionamiento hace poco más de dos semanas, ya recibió cerca de 400 causas contravencionales que les fueron remitidas por las fiscalías de los tribunales piquenses.
El 10 de agosto, la presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Victoria Elena Fresco, acompañada por el ministro del STJ, Víctor Luis Menéndez, y por el subsecretario de Justicia y Seguridad de la provincia, Ricardo Luis Torres, puso en funcionamiento dos nuevos juzgados en el marco de la Segunda Circunscripción Judicial. Uno de ellos es el de Faltas, que funciona en el microcentro de la ciudad y el cual estuvo desde su creación hasta el miércoles, en una breve feria, en la que se organizó el trabajo y se terminaron de acomodar las instalaciones. Durante la misma ceremonia, Fresco también le tomó juramento a Alejandra Noemí Campos, como jueza transitoria del Juzgado de la Familia y del Menor 2, y además puso en funciones a la flamante fiscala Natalia Mariani.
“Si bien comenzamos desde el 10 de agosto, tuvimos una pequeña feria hasta el miércoles, para empezar a recibir en forma directa todos los sumarios contravencionales y las apelaciones municipales. Más allá de eso, desde fiscalía se nos remitieron casi 400 causas contravencionales que estaban allí radicadas, para que reciban su debido tratamiento en nuestro juzgado”, dijo el funcionario judicial.
Agregó que el nuevo juzgado cuenta con un plantel de tres empleados y que tiene como secretario a Sebastián Rawson Paz, quien se desempeñará en el disuelto juzgado residual.

Metodología de trabajo.
Boga Doyhenard explicó que desde que se puso en funcionamiento el nuevo Juzgado de Faltas, mantuvo reuniones con las autoridades policiales de la Unidad Regional II, y también con los funcionarios del municipio local, con el objeto de “diseñar y consensuar las metodologías de trabajo”.
“Dado que somos protagonistas de la aplicación del Código de Faltas, consensuamos un estándar de la política de trabajo para poder llegar a un buen producto de los procedimientos judiciales”, dijo el magistrado.
En el mismo sentido explicó que se trataron de reuniones “de presentación y conocimiento y para evacuar cualquier tipo de dudas en lo jurídico”, y para conocer cuáles son las necesidades de cada repartición, como así también los proyectos y las ideas de cada uno para poder trabajar en conjunto.

El tránsito.
Una de las problemáticas más sensibles a los piquenses en la actualidad, tiene que ver con el tránsito, el incumplimiento de las normas vigentes y la sucesión de accidentes de gravedad que se registran dentro del casco urbano.
Boga Dohyenard explicó que si bien para las cuestiones referidas al tránsito hay una ordenanza municipal vigente que es la que se aplica en el caso de las infracciones, al flamante Juzgado de Faltas le compete la “revisión judicial de las distintas infracciones”, y también las faltas contra la autoridad y contra la seguridad en el tránsito que están previstas en el Código de Faltas.
“Esencialmente nos abocaremos a las faltas contra las autoridades que hacen los controles de tránsito, contra el personal policial, contra los agentes municipales que dispongan órdenes por seguridad, que puedan llegar a ser vinculadas o accesorias a una infracción de tránsito que disponga un inspector municipal”, dijo.
El titular del nuevo Juzgado de Faltas, explicó que es competencia de este tribunal la aplicación de la ley provincial 1123 del Código de Faltas, y subrayó que ya tienen para trabajar, un importante caudal de denuncias y también la revisión de las causas del municipio.