Nuevos reclamos a García en General Acha

La viceintendenta a cargo del ejecutivo, antes de retirar el dinero para irse de vacaciones a Tandil, había colocado carteles en la municipalidad donde indicaba que esos beneficios quedaban suspendidos.
La gestión de María Elena García al frente del municipio de General Acha fue blanco de nuevas críticas. Esta vez, por parte de empleados que aseguran que la viceintendenta, junto a su esposo -chofer del Concejo Deliberante- sacaron adelantos de sueldos por un total de 1.300 pesos para irse de viaje a la ciudad de Tandil, provincia de Buenos Aires.
El enojo de los trabajadores radica en que el mismo día en que retiraron dinero en concepto de adelanto de sueldo, la propia viceintendenta ordenó pegar carteles en los pasillos del edificio municipal, a través de los cuales informaba a los empleados que los adelantos de sueldo se habían suspendido.

Sólo prédica.
Parece que la viceintendenta y su esposo lejos están de predicar con el ejemplo y una muestra de ello es que después de haber colocado varios carteles en el municipio, dando a conocer que los adelantos de sueldos se habían suspendido, los primeros que incumplieron fueron ellos mismos. Tal es así que el 29 de abril cobró junto a su esposo 1.300 pesos en total, en concepto de adelanto de sueldo para pasar unas mini vacaciones.

Solicitudes.
La viceintendenta María Elena García solicitó el 29 de abril a la Tesorera General de la comuna, Carina Machado, que se le abone un adelanto de sueldo de 900 pesos, afectado al mes de abril. Tal petición fue autorizada por el contador, Claudio Javier Andueza, y el secretario de Gobierno, Javier Bassa. El cobro del dinero se materializó a través de un único cheque (número 80717).
Por su parte, el esposo de la viceintendenta, Carlos Mendive, redactó una nota dirigida a la Tesorera General del municipio, Carina Machado, a quien le pidió un adelanto de sueldo de 400 pesos, afectado al mes de abril de este año. Al igual que el caso anterior, la solicitud de Mendive fue autorizada por el contador, Claudio Javier Andueza, y el secretario de Gobierno, Javier Bassa. El pago de este importe se efectivizó mediante el cobro del cheque número 80718.

Malestar.
Los trabajadores de la municipalidad exteriorizaron su malestar porque la viceintendenta y su esposo gestionaron adelantos de sueldo, siendo que lo suspendieron para los empleados.
Otra de las cuestiones que también generó malestar es que María Elena García y Carlos Mendive hayan solicitado los adelantos para irse un fin de semana de vacaciones, cuando para ese entonces los empleados no habían cobrado la suma de 250 pesos decretados por el gobierno provincial y al que, oportunamente, adhirió el municipio local.
Ese dinero los empleados recién pudieron después de la primera semana de mayo, informaron fuentes municipales. A esta situación también debe sumarse el disgusto que generó el hecho de que los sueldos fueron abonados recién el 9 ó 10 de este mes, y que los funcionarios y concejales hasta el momento no han cobrado sus haberes.

¿Cheques para apuestas?
En tanto, la pregunta que muchos vecinos se formulan en la localidad es: ¿Será cierto que varios cheques de la municipalidad fueron utilizados para apostar en las carreras hípicas llevadas a cabo hace unos días en el hipódromo Felipe Sánchez?
Fuentes extraoficiales informaron a este diario que un funcionario, muy allegado a la viceintendenta a cargo de la comuna local, habría utilizado un cheque de la municipalidad para hacer apuestas en las carreras hípicas.
El público que asistió a presenciar las carreras al hipódromo Felipe Sanchez, ubicado en el predio del club Unión Deportiva Campos de esta ciudad, no dejó de sorprenderse por esta cuestión, debido a que llamó la atención el hecho de que, supuestamente, hayan circulado varios cheques del municipio en las apuestas realizadas durante la jornada.