OAS perdió otra obra

LA EMPRESA QUE CONSTRUIRA EL ACUEDUCTO A PICO

En medio de un megaescándalo por corrupción en Brasil y algunos problemas económicos derivados de esa situación, la constructora brasileña OAS se quedaría sin poder construir una obra hidroeléctrica en la provincia de Mendoza, mientras que en La Pampa crecen las dudas sobre la realización del segundo tramo del Acueducto del Río Colorado que se adjudicó la firma, en una UTE con Supercemento.
El gobierno cuyano informó que “es muy probable” que la empresa Castellone, que conformaba una UTE con OAS, se quede con la totalidad de la construcción del dique Los Blancos, en el marco de una obra financiada por el gobierno nacional a través de un préstamo del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes). La entidad financiera del país vecino es la misma que iba a financiera parte de la obra pampeana, fondos que todavía está esperando el gobierno pampeano y que eran negociados por Nación.
Esta información también repercute en La Pampa y genera mayor incertidumbre sobre el acueducto que llegaría hasta General Pico después de conocerse el procesamiento de los directivos de la empresa brasileña y algunos problemas económicos como la cesación de pagos. En caso de que suceda lo mismo que ocurrió en Mendoza, ¿en esta provincia la obra podría quedar solamente en manos de Supercemento, que integra la UTE?
El escándalo que envuelve a la constructora OAS que hará la segunda parte del Acueducto del Río Colorado, ahora se extiende a otros países. Sus ejecutivos están procesados por pagar coimas, junto a los de otras empresas del sector, a directivos de Petrobrás, pero también lo hicieron en Guatemala y Costa Rica, e involucraría más países, según la investigación.
El presidente de la firma brasileña, José Aldemário Pinheiro Filho, conocido como Léo Pinheiro, y otros cinco ejecutivos fueron procesados por la Justicia de Brasil vinculados a sobornos a funcionarios públicos y lavado de dinero. La Justicia procesó a las cúpulas de los grupos empresariales que participaban del llamado “club de las constructoras” que pagaron coimas millonarias a funcionarios de Petrobrás.

600 millones.
La empresa OAS es socia de la firma Supercemento en la UTE que está a cargo de la obra del segundo tramo del Acueducto del Río Colorado, desde la ciudad de Santa Rosa a General Pico. La construcción, que se hará en tres tramos que abarcan unos 140 kilómetros de ducto, fue adjudicada en 2012 y el contrato se firmó en 2013 por un costo total de 600 millones de pesos.
La construcción, al menos por las declaraciones desde Casa de Gobierno, parece estar trabada en el crédito del Banco de Brasil, que debe dar el financiamiento a la provincia. Esto podría estar vinculado también a la investigación por corrupción contra la empresa adjudicataria.
En cambio, en Mendoza el banco brasileño financia más del 50 por ciento de la construcción de la obra hidroeléctrica Los Blancos, que tiene una estimación de inversión que ronda los 1.200 millones de pesos. O sea, en definitiva, tampoco habría problemas para financiar los 600 millones que necesita La Pampa para el Acueducto.
El segundo tramo del acueducto había sido anunciado en 2006 por el presidente Néstor Kirchner y en 2012, luego de estar frenado el proyecto, se retomó. La obra fue adjudicada a la UTE conformada por Supercemento y OAS. La obra en tres tramos contempla primeramente un ducto, el principal, desde Santa Rosa hasta Winifreda, Eduardo Castex, Metileo, Monte Nievas y General Pico. El segundo irá hasta Quetrequén y Rancul pasando por Lonquimay, Catriló, Miguel Cané, Quemú Quemú, Dorila, Speluzzi, Vertiz, Ojeda (desde allí tendrá una derivación a Ceballos, Intendente Alvear y Bernardo Larroudé), Realicó y Adolfo Van Praet. El último tramo está escorado al oeste, desde Eduardo Castex hasta Conhelo, Rucanelo, Luan Toro, Loventué, Victorica, Telén y Carro Quemado.