Obras sindicales avanzan hacia un pedido judicial

BUSCAN RESTABLECER ATENCION DE AFILIADOS POR GINECOLOGOS

Las obras sociales sindicales esperan retrotraer la medida de los ginecólogos y garantizar la atención de los afiliados de la zona norte. Son dos semanas sin avances del conflicto. Los médicos no aceptaron un aumento cercano al 30%.
Las obras sociales sindicales de la zona norte, agrupadas en la CGT, presentarán en los próximos días una acción judicial en busca de restablecer la atención para sus afiliados por parte de los ginecólogos. El problema de fondo es el incremento del valor de la consulta exigido por los profesionales médicos.
La información fue confirmada por una fuente confiable, que indicó ayer que en el transcurso de la semana se hará la presentación formal de una medida judicial en los tribunales de esta ciudad. Se trata de una acción destinada a retrotraer la interrupción aplicada por los médicos y buscar una solución teniendo en cuenta el perjuicio que esta decisión, de más de una docena de ginecólogos que atienden en el ámbito privado, trae aparejada para los pacientes.
La medida será llevada ante la justicia por el abogado Norberto Paesani en representación de las obras sociales.
El conflicto lleva dos semanas sin lograr una solución. La definición de los médicos fue informada por escrito a algunos gremios entre el 10 y el 11 de noviembre, los que no fueron notificados igual tuvieron el corte. No hubo advertencia o negociación, indicaron desde la CGT, previo a implementar el cese. Y una de las principales preocupaciones fue desde entonces que otros especialistas tomasen una medida similar.

Dos semanas de corte.
Hace más de 15 días que los pacientes de las obras sociales gremiales que se atienden con ginecólogos de esta ciudad, afiliados de General Pico y localidades norteñas, se vieron en la decisión de pagar en forma particular sus consultas, cancelar sus turnos o viajar para atenderse en Santa Rosa u otra ciudad en donde el corte no sea efectivo.
La CGT intentó proponer un incremento del valor de la consulta, llegando a un 30 por ciento, pero la cifra no fue aceptada según dio a conocer el Colegio Médico de La Pampa porque en realidad los ginecólogos no enviaron ningún representante de la especialidad para la negociación. Tampoco hubo una contraoferta por parte de los doctores.
Otra de las opciones fue que el Consejo Consultivo de la Salud, que integran el gobierno provincial, los gremios, las clínicas y los profesionales, sirviera como un ámbito de mediación pero aún allí no hubo avances. Desde la CGT aseguraron que el Ministerio de Salud se solidarizó con las obras sociales, pero no puede influir de forma directa en los médicos que tienen la opción de atender o no mediante las diferentes prestadoras.

Compartir