Optimismo gremial por frigorífico de Uriburu

La visión gremial con respecto al futuro del frigorífico Uriburu es opuesta al pesimismo esgrimido por el intendente de esa localidad; Roberto Gómez. Mientras este sostiene que “no creo que se solucione”, desde el Sindicato de la Carne se dio una versión opuesta: la planta faenadora de equinos se abrirá, aunque no tienen certeza del tiempo que demandará la puesta en marcha de su equipamiento, debido al estado de abandono de la empresa.
David Gómez, del gremio que representa a los trabajadores de la industria cárnica, estuvo reunido esta semana con el ministro de la Producción, Abelardo Ferrán, para activar la apoyatura económica de la Provincia a los desempleados del frigorífico.
El sindicalista le dijo a LA ARENA que el estado provincial continúa asistiendo a los operarios con una suma mensual de 1.100 pesos para los casados, y la mitad para los solteros.
Que de acuerdo a lo expresado por Ferrán, el contrato de locación de la planta “está a la firma”, subsanados los aspectos que trababan el entendimiento entre el propietario Carlos Serrano y el próximo inquilino Ernesto Lowestein.
“No sé cuáles son los aspectos del tema que lo llevan al intendente de Uriburu a tener esa visión negativa, por lo que hablé con Lowestein y con el ministro, se ha avanzado y sólo queda la parte formal de la firma del contrato”, aclaró Gómez, el gremialista.
“Insisto con mi optimismo, aunque también tengo en cuenta el tiempo que puede llevar la reactivación de la planta, porque habría que ver en qué estado se encuentran los equipos, si se han mantenido como corresponde, en especial las cámaras frigoríficas”.
“Entiendo que este puede ser el aspecto que está demorando la firma del contrato. Pero si debo dar un plazo tentativo para la reapertura del frigorífico, estimaría que estaríamos en el orden de los dos meses, habida cuenta del estado de abandono que hoy tiene”, indicó Gómez.