Otra multa para el intendente de Unanue

Además de las sanciones a los intendentes, el organismo de control aplicó multas a las autoridades del hospital Pablo Lecumberry, de Lonquimay. Hace casi tres años que no presentan rendición de cuentas.
El jefe comunal de Unanue, Manuel Costoya, fue sancionado una vez más con una multa por el Tribunal de Cuentas (TdeC) por no presentar las rendiciones de cuentas de gastos que realizó en su gestión al tiempo que tampoco contestó las observaciones que se le efectuaron.
Costoya no fue el único multado ya que Rubén Minetti, a cargo de la comisión de fomento de Speluzzi, Ariel Mauna, de Chacharramendi, Hugo Colado, de La Reforma, y Oscar Hugo Martínez, de Loventuel, también deberán pagar cerca de 2.200 pesos por los meses en mora. Esa suma es el equivalente al 30 por ciento de la asignación de la Categoría 1 de la Ley 643.
En el caso de Costoya, la falta de rendición es por el periodo entre septiembre y diciembre de 2011, por lo tanto la multa ascendería a 8.800 pesos.
La información fue publicada en el Boletín Oficial que fue subido a la página web del gobierno el martes 30 de abril. Allí se especifica que Costoya deberá pagar la multa en un plazo de 10 días al tiempo que efectuar las rendiciones de cuentas correspondientes.
En caso que no cumpla con sus obligaciones, el Tribunal podrá solicitarle a la Policía que retire la documentación de la comuna para luego efectuar los balances reclamados.
Según el texto de la ley que se publica en el Boletín, una vez que estén “vencidos los plazos, el Tribunal intimará la presentación de las rendiciones dentro de los diez (10) días. En caso de incumplimiento, retirará la documentación y antecedentes de las oficinas donde estuvieran y hará la rendición, siendo a cargo del responsable los gastos que se originen. A tales efectos, podrá solicitar el auxilio de la fuerza pública”.

Antecedentes.
En febrero pasado, el TdeC sancionó a Costoya con una multa superior a los 10 mil pesos por no haber rendido cuentas en cinco meses, de enero a mayo de 2011.
Durante el año que pasó el Tribunal le reclamó a Costoya en distintas oportunidades que restituya dinero público que gastó durante 2011 y nunca rindió. En agosto le reclamaron 5.200 pesos y unos días antes otros 4 mil pesos, cuando tuvo respuesta negativa un pedido de revocatoria que había realizado.
En mayo, la comisión de fomento de la localidad perdió la autonomía financiera cuando el Tribunal de Cuentas le retiró al jefe comunal todas las chequeras.
Además, en septiembre Costoya fue denunciado por amenazar con un arma de fuego a dos empleados del Tribunal que intentaron verificar las cuentas de las arcas municipales. La presentación judicial la llevó a cabo el presidente del TdeC, José Sappa.
Costoya, que siempre se declaró un “incondicional” del gobernador Oscar Jorge, fue reelegido en su cargo en las elecciones de octubre de 2011.

Más multas.
En cuanto a las otras sanciones del Tribunal, el presidente de la comisión de fomento de Chacharramendi, Ariel Mauna, fue multado por no presentar los balances correspondientes al periodo que va de abril a junio de 2011.
Rubén Ricardo Minetti, de Speluzzi, no presentó el balance del periodo de septiembre de 2011 mientras que Hugo Colado, de La Reforma, adeuda los meses de marzo a junio de 2012. Oscar Hugo Martínez, de Loventuel, adeuda las rendiciones de mayo y junio de 2012 y por eso recibió la multa mencionada más arriba.
Por otra parte, el organismo de control aplicó multas a las autoridades del Hospital Pablo Lecumberri de Lonquimay por no presentar los balances correspondientes al periodo de mayo a agosto de 2009, septiembre a diciembre de ese mismo año, enero a abril de 2010, mayo a agosto de 2010 y septiembre a diciembre de 2010.
Tampoco presentaron la documentación de todo el año 2011. Quienes recibieron la multa son las autoridades del nosocomio Miguel Angel Dufay y Roque Emiliano Sarasola.