Pérdidas en Parera por lluvia, viento y granizo

Las copiosas lluvias de los últimos días refrescaron en localidades del Norte provincial los malos momentos vividos a fines del último verano y el otoño que lo siguió. En Parera, el agua trajo preocupación en algunos sectores de la localidad pero desde el municipio destacaron que “las obras que se hicieron dieron resultados” y los desagües permitieron que el líquido escurriera sin problemas.
Sin embargo, en la zona rural, se reportaron fuertes daños en los cultivos de granos finos y además de algunos restos de gruesa que quedaban sin levantar. Sobre la zona afectada, además de una fuerte lluvia, fueron intensos los vientos y también se registró la caída de granizo.
Desde el municipio se informó que la zona más afectada resultó la ubicada al sudoeste del casco de la localidad y hubo un registro de algo más de 100 milímetros en la Escuela 152. Lotes con trigo, avena, centeno y algunos remanentes de maíz se vieron seriamente afectados.
Además, hubo algunas pérdidas de cabezas de ganado joven, aves y daños en galpones y caída de árboles, indicaron fuentes comunales.

Desagües.
La preocupación por el agua acumulada tras los fuertes chaparrones se verificó en el área noreste del pueblo, pero colaboradores del intendente Diego Marcantonio explicaron que pese al anegamiento de las calles, el agua escurrió sin problemas por los canales pertinentes y no llegó a perturbar a las viviendas.
Consultados por LA ARENA recordaron que acaban de firmar un acuerdo con la Administración Provincial del Agua por un aporte del Propays por casi 300 mil pesos destinados a ensanchamiento de los desagües. La obra incluye cordón cuneta y una barrera demarcatoria, dijeron, ya que se trabajará sobre un ancho de dos metros y de 1,50 de profundidad más de lo que tienen.