“Perjudica la salud de los autistas”

WINIFREDA: PRESENTAN PROYECTO PARA PROHIBIR LA PIROTECNIA

Los concejales del Partido Justicialista de Winifreda, Marcos Ponce e Iván Lince, presentaron un proyecto de ordenanza para prohibir la venta de pirotecnia en comercios y su uso por parte de particulares en toda la jurisdicción municipal.
La iniciativa, según sus impulsores, busca prevenir los incidentes que se producen con la manipulación de estos elementos, además de cuidar la salud de las personas autistas, trastorno neurológico que padecen varios niños en el pueblo. La municipalidad regula y limita la comercialización de cohetes y petardos al público desde el 20 de diciembre al 10 de enero. “El excesivo uso de pirotecnia en diciembre de cada año y la ineficacia de la legislación vigente”, animó a los ediles a presentar el proyecto. “El estruendo de los petardos atenta contra la integridad física de mascotas y fauna autóctona, como todo artefacto explosivo conlleva a posibilidades latentes de incendio a la propiedad privada. Además, afecta directamente a los ciudadanos con Trastornos del Espectro Autista (TEA), viendo reducida su calidad de vida y recuperación. Hay personas que no comparten esa forma de festejo y reclaman su derecho a vivir en un ambiente de paz y tranquilidad”, indicaron. “Con la prohibición se reducen a cero el riesgo de accidentes, incendios y las enormes molestias a la población, a los animales domésticos y silvestres”, sostuvieron. Con estos argumentos propusieron no permitir “la fabricación, comercialización, almacenamiento, transporte, distribución y uso de artículos pirotécnicos como cohetes, petardos, rompe portones, bombas de estruendo, cañas voladoras, luces de bengala, y cualquier otro elemento similar que produzca combustión durante los 365 días del año”.

Excepciones.
El texto exceptúa de la prohibición a los fuegos artificiales, que podrían utilizarse en celebraciones de interés general, previa autorización municipal. Deja en consideración del Ejecutivo comunal brindar un espectáculo de fuegos de artificio gratuito en fechas tradicionales como Navidad, Año Nuevo, aniversarios, entre otros. Un proyecto similar fue presentado en 2014 por los ex concejales del PJ Hugo Villalba, Celia Assel y Néstor Soncini, pero no prosperó.
“Cualquier tipo de accidente que se pueda prevenir es bienvenido, sumado al malestar de los vecinos que no comparten estas tradiciones de entretenimiento”, expresó Ponce, en una reciente sesión ordinaria. Reveló que su compañero de bloque Iván Lince, tiene un familiar directo con autismo. Dio lectura a un artículo periodístico publicado por un especialista que sostiene que la pirotecnia “es una catástrofe para las personas autistas”, y en la localidad “hay varios niños que sufren este trastorno, por ese motivo nos parecía oportuno poner sobre la mesa este proyecto, debatirlo en comisión y dejarlo abierto para todo tipo de modificación”. Lince se comprometió a invitar al Concejo Deliberante a la pediatra y directora del hospital local, Florencia Carnicero, para conocer su postura, como así también a acercar un escrito con la visión de psicólogos que atienden a los niños enfermos. “El daño que les provoca el ruido de la pirotecnia es muy grande, es muy difícil vivir para ellos, se encierran con sus padres”, precisó. Los ediles de Propuesta Frepam manifestaron su intención de acordar un proyecto entre ambos bloques. “Estamos en una fecha donde hay que tomar una decisión para que aquellas personas que comercializan este tipo de artefactos puedan saber con antelación suficiente si podrán o no hacer la inversión”, expuso Mario Corredera.

Quejas.
Algunos vecinos utilizaron la red social Facebook para quejarse por los molestos estruendos a causa de la pirotecnia lanzada antes de que comenzara un partido de fútbol, que se disputó el fin de semana en la cancha de Winifreda.
En Victorica, el intendente Hugo Kenny, decidió no impulsar una normativa restrictiva de la venta minorista de pirotecnia argumentando que una ordenanza no puede prohibir la venta de productos que se comercializan legalmente en el país.